Impedida de entrar a La Habana, periodista cubana pide refugio en Costa Rica
La periodista cubana Karla Pérez arriba al aeropuerto Juan Santamaría de Alajuela, Costa Rica, el 18 de marzo de 2021. Pérez, que hizo escala en Panamá en un vuelo con destino a La Habana, contó que la aerolínea en que viajaba le informó que las autoridades de migración en Cuba no autorizaban su ingreso a la isla. Ella debió volver a Costa Rica, donde radicó como estudiante desde 2017, para solicitar refugio / Foto: AFP

La periodista cubana Karla Pérez, impedida el jueves de abordar un vuelo con destino a La Habana sin que se detallaran los motivos, debió volver a Costa Rica, país en donde realizaba estudios desde 2017, para solicitar refugio.

“Soy solicitante de refugio en este momento, tendré entrevistas y se decidirá si yo merezco o no el refugio”, dijo Pérez, de 22 años, tras arribar al aeropuerto Juan Santamaría, que presta servicios a San José, capital del país.

Pérez estudiaba periodismo en Costa Rica desde 2017 y, tras terminar la carrera y el vencimiento de su visa, volvía a su país natal. Contó que siempre tuvo la intención de retornar a Cuba.

En Costa Rica, ella había retomado sus estudios, luego de resultar expulsada de la Universidad de Las Villas, en la provincia cubana de Villa Clara, según cuenta, por haber participado en un blog crítico del gobierno.

Mientras estudiaba, Pérez fue pasante en el diario El Mundo de Costa Rica. Además, mantiene colaboración con el portal ADN Cuba, crítico del gobernante y único Partido Comunista (PCC). El ejercicio del periodismo local fuera de los medios estatales no tiene reconocimiento legal en la isla.

La travesía

El vuelo, que partió de San José, hizo una escala en el aeropuerto de Tocumen, en Panamá, para transbordo. Pérez contó que, en ese momento, la aerolínea la contactó por los altavoces del terminal.

“Un funcionario de Copa [Airlines, compañía en la que viajaba] me comunica que, no por un tema de la aerolínea ni de requisitos legales, Migración de Cuba ordena que tengo prohibida la entrada a mi país”, relató Pérez.

Por ello, debió volver a San José. Personas cercanas a ella solicitaron a la cancillería costarricense para que le permitiera el ingreso, pese a que su visa de estudiante ya había expirado.

Más temprano, la diputada costarricense del Partido Integración Nacional (PIN), Patricia Villegas, mostró su apoyo a la periodista.

“Pido a la Cancillería costarricense que le brinden protección política y le otorguen asilo hasta que el gobierno comunista deponga su atropello”, dijo.

Un derecho humano

“Volver al país es un derecho humano”, escribió en Twitter el director de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, quien “condeno” este “gravísimo abuso”.

“Por supuesto que quiero volver a Cuba pero, siendo realista, no creo que esa oportunidad esté”, manifestó Pérez. “Mi sueño primordial es reunirme con mi familia, no me importa donde”, agregó. Sus padres y su hermana viven en la isla.

El portal oficialista estatal Cubadebate informó el jueves que un grupo de ciudadanos cubanos –varios de ellos periodistas independientes interesados por la situación de Pérez– fue atendido por un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

La directora de comunicaciones de la cancillería cubana, Yaira Jiménez, cuestionó la legitimidad del reclamo.

“Nos preguntamos si era una preocupación legítima por una ciudadana cubana, o es un pretexto para montar un show”, aseguró, aunque sin detallar la razón por la que Pérez no puede ingresar al país.

Cuba tiene en la mira a iniciativas de periodismo local independiente o fuera de la regulación estatal, al considerar que muchas de ellas, financiadas por entidades extranjeras críticas del gobierno, buscan desestabilizar el país.

Jiménez aseguró que ADN Cuba, el medio para el que colabora Pérez, es respaldado por la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés), “una agencia financiada por los Estados Unidos”.

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.