story
(Foto: El Carabobeño)

En contra de todo pronóstico, es una alianza que se mantiene. El encargado de negocios de la oficina externa de los Estados Unidos para Venezuela, James Story, no dudó en respaldar la propuesta de una ruta unitaria para solventar la crisis venezolana. “Nosotros apoyamos el proyecto del presidente interino Juan Guaidó”, afirmó este jueves 20 de agosto, en entrevista con El Carabobeño.

Menos de 24 horas antes de la declaración de Story, Guaidó expuso un nuevo planteamiento basado en un pacto unitario para el cual solicitó la participación de todos los partidos políticos de oposición y sectores de la sociedad civil, a fin de “denunciar, rechazar y desconocer el fraude parlamentario”  impulsado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) designado de forma irregular por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

“Siempre supimos que no iba a ser fácil. Los venezolanos también saben que después de 20 años de socavar instituciones y robar la democracia, sería difícil”, señaló el funcionario estadounidense en referencia al desenlace del conflicto político, que pareciera solo agudizarse. “Pero lo que está haciendo el presidente Guaidó es lo correcto, escuchando a todos, creando una ruta  y presentando otra visión para el futuro”.

Cuando faltan menos de cuatro meses para las cuestionadas elecciones parlamentarias convocadas para el próximo 6 de diciembre, EE.UU., la Unión Europea y los países del Grupo de Lima ya dejaron claro que no las reconocerán, por considerar que no cuentan con las condiciones mínimas de un proceso comicial democrático.

A juicio del representante de la oficina externa de EE.UU. para Venezuela, las recientes acciones del CNE y TSJ respecto a la inhabilitación de partidos  y líderes políticos de la oposición, así como también la represión, censura y persecución ejecutadas por Maduro, solo ratifican que no hay garantías para la realización de las parlamentarias.

“Robaron los partidos políticos de la derecha y ahora están robando los de la izquierda. Eso indica que si usted no está de acuerdo al cien por ciento con lo que dice Maduro, usted no cuenta en la conversación política del país. Esa no es una democracia”, sentenció.

Marco para la transición

Desde Bogotá, Colombia, donde se encuentra actualmente luego del cese de operaciones de la embajada estadounidense en Caracas, Story fue enfático al reiterar la propuesta hecha por la administración del presidente Donald Trump el 13 de marzo de este año: el Marco para la Transición Democrática y Pacífica en Venezuela, mecanismo que implícitamente elimina de la mesa la opción militar a la que continúa apostando un sector de la oposición.

Según el sitio web de la Embajada Virtual de EE.UU. en Venezuela, este marco insta a establecer un gobierno de transición ampliamente aceptable, que organice elecciones presidenciales libres, justas y verificables, así como una vía para el levantamiento de las sanciones relacionadas con Venezuela. Está basado, además, en las propuestas realizadas por el interinato y el Parlamento venezolano.

Estamos esperando que tomen en serio esta ruta en la que se indica que hay espacio para que nosotros levantemos las sanciones”, insistió el diplomático. “Vamos a seguir con la presión externa, pero hemos dicho que hay una salida y ellos deberían pensarlo bien, sobre todo las Fuerzas Armadas Bolivarianas”.

Al ser consultado sobre la posible aplicación de sanciones contra quienes estén vinculados al evento del 6 de diciembre, respondió: “Normalmente no entro en especulaciones sobre lo que vamos o no a hacer. Para las personas que están robando partidos políticos, con acciones ilegales e inconstitucionales del TSJ, estamos dispuestos a pensar en sanciones”.

“Nunca vamos a sancionar personas con las cuales tengamos una diferencia de opinión, pero es otra cosa para quienes socavan instituciones democráticas en el país”, dijo.

¿Se terminan las exenciones?

La agencia Reuters reveló que el gobierno de Trump estaría considerando octubre como fecha límite para terminar con las exenciones de las sanciones contra Venezuela, que permiten a algunas empresas y refinadores, principalmente de Europa y Asia, seguir recibiendo petróleo de Pdvsa.

De implementarse la medida por parte de EE.UU., se acabarían todas las transacciones con crudo venezolano, incluidos los canjes y pagos de deuda con petróleo, que han mantenido a flote al ahogado gobierno de Maduro.

“En estos momentos no puedo confirmar sobre las exenciones de nuestras sanciones, pero vamos a seguir con la presión”, adelantó el representante diplomático.

Un asunto humanitario

Alrededor de 800 ciudadanos norteamericanos se encuentran atrapados en territorio venezolano desde marzo, luego que el gobierno madurista suspendiera todos los vuelos comerciales como medida preventiva ante la pandemia de COVID-19. Aunque han sido autorizados vuelos de repatriación hacia Europa y otros países, no ha ocurrido lo mismo en el caso de los estadounidenses. La álgida relación diplomática entre ambos países lo impide.

Las gestiones de Story para regresar a sus compatriotas a EE.UU., y al mismo tiempo devolver a su país de origen a los venezolanos varados en Norteamérica, comenzaron hace cinco meses. Planteó al canciller de Maduro, Jorge Arreaza, la opción de hacer las repatriaciones a través de México o República Dominicana como puntos de conexión, asumiendo el gasto de los traslados.

Sin embargo, aseguró, el chavismo insiste en politizar una situación que es de carácter humanitario. La contrapropuesta de Arreaza fue que los vuelos de repatriación Venezuela-Estados Unidos y viceversa se realicen mediante un canal directo, con aviones de Conviasa, una aerolínea sancionada por el Departamento del Tesoro estadounidense desde febrero de  este año.

“Tenemos muchos problemas con Conviasa”, sostuvo el vocero. No solo por ser una empresa sancionada, sino también porque desde 2019 el gobierno de Trump suspendió los vuelos comerciales directos entre EE.UU. y Venezuela, “ya que las condiciones en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía son pésimas y no tenemos la información necesaria para poder dejar que esos aviones entren a Estados Unidos”.

Sobre los aproximadamente mil venezolanos varados en EE.UU., explicó que trabaja en coordinación con el embajador de Venezuela en ese país, Carlos Vecchio, para evaluar las opciones de repatriación.

Story resaltó que desde su administración continuarán trabajando y aportando para aliviar la crisis humanitaria de Venezuela de forma directa e indirecta con USAID y sus implementadores, que están dentro y fuera del país. “Vamos a trabajar con ustedes a través de organizaciones internacionales. Apoyamos al presidente interino con el programa Héroes de la Salud, OPS y otras cosas”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.