La inflación acumulada en 2020 en Venezuela. (Fot Referencial)

El alza indiscriminada de precios es el tema principal de conversación en los últimos días entre la colectividad valenciana. La gente está asombrada porque ya no sabe cuánto dinero debe llevar para comprar algún producto alimenticio.

Los precios se están fijando de acuerdo a la fluctuación del valor del dólar, y este se modifica dos veces al día.

Simplemente una locura los precios de los alimentos. Un kilo de azúcar morena, que el martes pasado estaba en 88 bolívares, ya cuesta 180 bolívares. El cartón de huevos pasó de 400 a 800 al sur de la ciudad, en menos de una semana.

No hay diferencia entre un kilo de carne y uno de queso, pues los dos salen en 700 mil bolívares. Las sardinas pasaron de 80 bolívares a 215 bolívares, increíble. El kilo de café que costaba 760 bolívares, ahora se cotiza en un millón 120 mil bolívares. Este jueves en algunos locales ofrecían un paquete de harina PAN en 800 mil bolívares.

La gente responsabiliza a los comerciantes de la situación y hasta los llama especuladores, pero el vicepresidente de la Cámara de Comercio de Valencia, Lorenzo Araujo, sostiene que esto no es así.

Araujo explicó que los comerciantes son simplemente intermediarios entre los clientes y los fabricantes. Los costos se van ajustando en la medida que los fabricantes suban los precios. Esto necesariamente tienen que ser trasladado al consumidor porque sino se produciría una descapitalización.

El dirigente gremial insistió en que el comercio se rige por la ley de costos. Dijo estar seguro que la mayoría de los comerciantes no están aplicando prácticas de remarcaje de precios.

No obstante admitió que los precios cambian día a día, en la medida que se va reponiendo mercancía. Citó el caso de los supermercados donde la reposición de la mercancía es diaria. Comentó que la harina de maíz en algunos establecimientos dura horas.

Lorenzo Araujo pidió calma a la población, porque en el caso de Valencia los establecimientos comerciales están bien surtidos. Aunque con altos precios, los alimentos se pueden conseguir.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.