Largas filas y accesos cerrados marcaron jornada de despacho de gasolina en la Gran Valencia

Deisy Delgado no se resigna. Los últimos 15 días los ha pasado en fila para surtir gasolina y aún no lo logra. Pasar hambre, calor e improvisar un baño en una esquina de la avenida Bolívar es lo que ha tenido que vivir durante dos semanas en la Estación de Servicio Guaparo.

Este viernes se mantuvo en la fila a pesar del cansancio. No tiene otra opción, necesita equipar el tanque de su vehículo para llevar a los controles médicos a su hijo, quien es paciente oncológico.

Cinco carros atrás la situación era similar. Erika Velásquez, esposa de un paciente renal, completa ocho días en fila, como vecina de cola de Deisy. Ambas comparten la misma queja: no justifican que familiares y pacientes diagnosticados con enfermedades crónicas tengan que pasar más de una semana en fila para poder surtir.

Ellas denunciaron que hace 11 semanas, cuando inició la cuarentena, en la jornada de despacho en el E/S Guaparo le surtían combustible a al menos 30 pacientes diarios, pero en la actualidad esto no se cumple. “Ahora pasan más carros de Insalud y solo meten como a 15 o 10 pacientes en un día. A veces solo pasan cinco. Esto no es justo”, expresó Deisy Delgado.

A este reclamo se une Henry Dorantes, familiar de un paciente renal, quien aseguró que en casi tres meses solo ha logrado equipar su tanque dos veces. Lleva ocho días en fila y este viernes espera sumar una tercera vez a la lista.

Foto Rosimar Sánchez

La fila para surtir de gasolina en esta estación de servicio habilitada para el sector salud llegaba a las calles aledañas al Centro Comercial y Profesional de la avenida Bolívar de Valencia.

Foto Rosimar Sánchez

Cerrados accesos a la E/S Paramacay

Este viernes el panorama no cambió en la E/S Paramacay. Los accesos hacia la avenida Universidad de Naguanagua estuvieron cerrados desde la Villa Olímpica hasta la altura del Centro Comercial Omnicentro.

Cerrado el paso a la altura del CC Omnicentro Foto Rosimar Sánchez

Cientos de carros esperaban para surtirse en la estación destinada a funcionarios públicos y militares. Las filas se entrecruzaban: al menos tres salían de los alrededores del CC Omnicentro y se unían con otras colas en calles aledañas al CC La Granja, FreeMarket y La Villa Olímpica.

Foto Rosimar Sánchez

Otra bomba de gasolina operativa en la jornada de este viernes fue la E/S La Isabelica, en la avenida Michelena de Valencia, habilitada para vehículos y motos oficiales. 

Foto Rosimar Sánchez

A esto se le suma la E/S Bárbula I, en la autopista Valencia – Puerto Cabello, donde según el teniente Molina, quien custodiaba la zona, se despachó hasta las 11:00 de la mañana porque se acabó el combustible. Al consultarle cuáles fueron los sectores beneficiados aseguró que no manejaba información.

En San Diego reinaron las colas

En el municipio San Diego las filas no se hicieron esperar. Desde la noche de este jueves conductores se apostaron en las inmediaciones de la E/S Los Arales, habilitada para el sector telecomunicaciones y medios. 

Av. Don Julio Centeno de San Diego Foto Cortesía

La cola tenía al menos cinco ramificaciones: una salía desde la pasarela Los Magallanes hacia El Morro; otra al lado del CC Metro Plaza, y una en la vía de servicio de donde se desprendían varias más.

En la E/S Castillito la escena era similar. Los accesos cercanos a la garita de la Policía de San Diego estaban cerrados, por lo que los vecinos que quieren salir del municipio deben tomar vías alternas.

A esta lista de bombas de gasolina operativas se le suma la E/S Monte Mayor.

“La fe es lo último que se pierde”

Una mesa de madera, cuatro sillas y un mazo de cartas son los acompañantes de Rafael Ordaz. Lleva cuatro días pernoctando en una larga fila en la avenida Bolívar de Valencia con la esperanza de que habiliten la E/S La Ceiba y pueda equipar el tanque de su vehículo.

Rafael Ordaz (franela anaranjada) juega cartas con sus vecinos de cola mientras espera por gasolina Foto Rosimar Sánchez

No tiene certeza de lograr su objetivo, puesto que esa estación permanece cerrada. “La fe es lo último que se pierde, todos estamos con la misma necesidad y la misma agonía de echar un poquito de gasolina. Vamos a esperar los anuncios de (Nicolás) Maduro este fin de semana a ver si abren más bombas”.

Cerrada E/S La Ceiba Foto Rosimar Sánchez
Aproximadamente 100 vehículos estacionados en espera para surtir en la E/S La Ceiba Foto Rosimar Sánchez

Fernando Urrutia tampoco pierde las esperanzas. Desde el 6 de mayo está intentado abastecer su carro de gasolina en la E/S Campo Alegre, ubicada en Los Nísperos, pero tres semanas después sus intentos no se han materializado.

Desde el elevado Los Colorados, dijo que se mantendrá en la fila hasta el próximo lunes en espera de los anuncios de Nicolás Maduro tras la llegada de los buques iraníes. “Todos estamos a la expectativa”.

Foto Rosimar Sánchez

Una vez más El Carabobeño se intentó comunicar con el coronel José Parada, jefe del estado mayor de combustible en la entidad, pero no fue atendido el llamado.

Lee también: Maduro: La gasolina que hemos pagado en dólares hay que cobrarla

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.