Las principales petroleras europeas han caído con fuerza en la sesión bursátil de este lunes tras el desplome del 30 % que ha llegado a sufrir el crudo Brent, después de que Arabia Saudí y Rusia hayan abierto una guerra de precios.

La compañía anglo-irlandesa Tullow Oil destaca con un desplome del 30,92 %, mientras que la italiana Eni se hunde el 20,85 % la británica BP el 19,48 %; la portuguesa Galp, el 16,52 % y la francesa Total, el 16,61 %.

Repsol cede el 15,13 %, su mayor caída desde octubre de 2008 y el índice sectorial de petróleo y gas de las bolsas europeas cae el 16,83 %.

El precio de petróleo Brent -el de referencia en Europa- reduce las pérdidas iniciales al 20,28 %, hasta situarse a 36,12 dólares por barril.

”Esta caída del precio del petróleo tan fuerte afecta de forma notable al negocio en sí de compañías energéticas ligadas al consumo del petróleo, en un precio que ya venía cayendo como consecuencia de las dudas sobre el crecimiento económico”, ha explicado José María Luna, director de inversiones de Luna Sevilla Asesores.

“Crece la preocupación de muchos inversores que veían el caso de Repsol y otras compañías con una muy buena rentabilidad por dividendo, pero no olvidemos que en el pasado, ante problemas en el precio del petróleo, hubo compañías que dejaron de pagar dividendo”, añade.

“Prever ahora mismo suelos en esta situación tan caótica es difícil, en los índices bursátiles, en cotizaciones de acciones, en bonos… Y lo mismo con el petróleo”, concluye.

“Hay una guerra de precios que podría darse a partir del 1 de abril en la que todos los miembros (de la OPEP) podrían bombear lo que ellos quisieran. ¿Cuál es el mayor problema? Que muy pocos productores son rentables a un nivel de precios de 30 dólares por barril”, indica Joaquín Robles, analista de XTB.

“Ahora Arabia Saudí por ejemplo sí que puede bombear a 8,5-9 dólares el barril y su capacidad la podría aumentar de 9,7 millones hasta 12,5 millones”, añade

“El problema es que otros muchos miembros (de la OPEP) que basan su economía en los ingresos de petróleo van a ver cómo ingresan la mitad de dinero que a principios de año y además no les es rentable esa producción”, explica.

“Esta guerra de precios viene en un momento en el que la demanda está cayendo en picado por el frenazo de la economía a causa del coronavirus, por lo que veremos si durante las próximas sesiones se vuelven a negociar nuevos términos entre la OPEP y sus socios o este va a ser el escenario habitual que unido a la caída de demanda podría provocar unos precios todavía más bajos”, explica.

“Entre los tres grandes productores de petróleo global, Arabia Saudí y EEUU no quieren recortar la producción, mientras que Rusia necesita el dinero y tiene una situación financiera extremadamente difícil, ya que necesita que suba el precio del petróleo y por tanto en ese cruce de negociaciones ha sido imposible llegar a un acuerdo”, explica Javier Santacruz, profesor de Economía de IEB.

“Pero hay otro factor adicional que empuja a esa bajada, añade, que es la reducción de la demanda que primero viene desde China, el principal consumidor mundial de petróleo”, añade. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.