En las afueras del Colegio Gónzalez Baquero las calles estaban desoladas/ (Foto Andres Galindo)
COMPARTE

La lluvia marcó la pauta en el municipio Libertador del estado Carabobo durante la jornada electoral de este domingo 30 de julio, fecha en la que un sector de la población venezolana salió a elegir a sus representantes en la Asamblea Nacional Constituyente, mientras que el otro vio con impotencia lo que consideran el mayor fraude de la historia moderna en el país.

A un costado de la autopista Valencia- Campo Carabobo se encuentra la Unidad Educativa Benigna Reyes, allí a las 9:00 a.m. habían sufragado 250 votantes de un total de dos mil 700 del total electoral del centro, según informó la coordinadora Yarimar Urzola. Seis mesas habilitadas y no más de 20 personas en cola, al menos la mitad aparentaban tener 50 años.

En pleno centro de Tocuyito, al frente de la Plaza Bolívar del pueblo 346 personas habían participado hasta las 10:30 a.m. en la U.E Chispín Pérez. En ella se notaba una presencia notable de efectivos del Plan República, dos comboys aguardaban a unos 300 metros de la entrada del centro. Tres mesas dispuestas para dos mil 600 personas, a la salida una joven le preguntó a otra “¿vas a votar?”, una dubitativa respuesta salió a escena “no sé, ¿tú crees que pase algo si no lo hacemos?” luego de eso todo se silenció, no hubo más comentarios.

U.E Chispín Pérez en Tocuyito/ (Foto Andres Galindo)

En la Escuela Básica La Yaguara el trío de mesas se constituyó a las 5:15 a.m., una hora después el primer votante inauguró la jornada. A las 11:00 a.m. según reportes del teniente del centro, 259 ciudadanos ya estaban registrados con el Carné de la Patria, dos mil 700 se esperaban durante el día.

Escuela básica la Yaguara de Libertador (Foto Andres Galindo).

La lluvia a lo largo de toda la mañana arreció hasta convertirse en un fuerte aguacero en Campo Carabobo. La Unidad Educativa Juan Ramón Gónzalez registró a las 11:30 a.m. un total de 550 votantes de tres mil 64 habilitados en el centro.

En la U.E Campo Carabobo los militares negaron todo tipo de información a la prensa. “No tenemos permitido hablar de nada” fue el argumento. Una señora acompañada de su esposo comentó que el proceso fue fluido hasta que llegó el momento de registrar el carnet de la patria “ahí la cosa se puso un poco lenta“.

Al salir de este último centro, una familia cuyos diálogos tenían un marcado acento extranjero discutían la posibilidad de bajarse de una camioneta último modelo para votar. “¿Hay mucha gente? Porque si es así venimos después, no quiero hacer cola” preguntó la señora, a lo que un hombre respondió “no hay casi nadie, salgamos de esto de una vez”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.