Foto referencial

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, dio este viernes el pésame a la madre de Santiago Maldonado después de conocerse que el cadáver hallado esta semana en un río del sur del país es el del joven artesano, algo que generó críticas en el seno de su familia, que tildó al mandatario de hipócrita.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, informó en la noche de este viernes que Macri se comunicó con la madre de Maldonado para transmitirle su pésame y ponerse a su disposición y afirmó que el Gobierno continuará colaborando con la Justicia hasta que se sepa realmente qué fue lo que pasó.

“Me parece un hipócrita, muy bajo de su parte, agarrar y llamar a mi vieja (madre), desde un número privado, diciendo que se solidariza, y agarrándola en un estado que por ahí mi vieja no está emocionalmente para atender un llamado”, argumentó Sergio Maldonado, hermano del fallecido, en declaraciones al canal TN.

Horas antes, Sergio declaró a la prensa que el cadáver encontrado el pasado martes en el río Chubut es el de Santiago, de quien se perdió la pista el 1 de agosto pasado cuando, según testigos, a solo unos metros de donde fue hallado su cuerpo, había participado en la protesta de una comunidad indígena que fue reprimida por la Gendarmería.

El caso, que se investiga como una “desaparición forzada”, ha generado en este tiempo una fuerte polémica, y una de las principales sospechas, sobre todo por parte de la familia y de organismos de derechos humanos, es que la Gendarmería, que depende del Gobierno de Mauricio Macri, es responsable de su desaparición.

“Desde el Poder Ejecutivo se ha intentado colaborar con la Justicia, que buscó avanzar y finalmente, con la acción conjunta del juez y de las fuerzas de seguridad que colaboraban con él, se logró encontrar, lamentablemente sin vida, a Santiago”, explicó Garavano, según difundió la Presidencia argentina.

En este sentido, el ministro destacó que “lo importante ahora es que la Justicia avance hasta las últimas consecuencias” y dijo que hay que ayudar tanto a la Justicia como a la querella, a la familia, “para que se sepa realmente qué fue lo que pasó”.

En sus declaraciones, Garavano también generó controversia al afirmar que se comunicó con Sergio Maldonado.

“Me estuvo llamando, yo no le atendí porque estoy muy triste y dolido. Solamente le respondí un mensaje. Me parece muy bajo estar en campaña política y decir que habló conmigo cuando no habló”, añadió el hermano del artesano.

“Me parece que son muy perversos, muy bajo. Hay un límite para todo”, agregó.

Tras desplazar el cadáver este jueves hasta Buenos Aires, para que le fuera practicada la autopsia por peritos forenses, queda todavía culminar el proceso que tratará de determinar cuándo y cómo falleció Maldonado.

Desde el 1 de agosto, la desaparición de Maldonado ha sido objeto de innumerables incógnitas y testimonios de todo tipo, entre ellos los que aseguran que el cuerpo fue ‘plantado’ en el lugar, y el primer juez del caso fue desplazado por las críticas de la familia, que consideraba que no era imparcial.

No obstante, la ONU, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y otras organizaciones nacionales e internacionales, así como fuerzas de la oposición, especialmente el kirchnerismo, liderado por la expresidenta y candidata a senadora Cristina Fernández, han exigido desde agosto respuestas al Gobierno.

El propio Gobierno llegó a disponer una alta recompensa a quien diera pistas importantes sobre el paradero de Maldonado.

“Lamentablemente, sobre todo en un principio, el caso tomó un nivel de politización muy elevado y me parece que eso no ha sido bueno, y es otra de las cosas que también ha conspirado para que se sepa la verdad y se pueda avanzar más rápidamente”, apuntó hoy Garavano, en pleno periodo de reflexión de cara a las elecciones legislativas del próximo domingo.

El ministro abogó por “no mentir” ni ir con “fines electoralistas o políticos o ideológicos”, sino ayudar a la Justicia “para que pueda rápidamente resolver estas cuestiones que se plantean”.

“Y lamentablemente en este caso eso no fue lo que sucedió”, sentenció Garavano, que aún así consideró que “es razonable” que exista “enojo” en la familia y afirmó que “hay que ser muy, muy prudentes” porque “todavía hay un autopsia en marcha”.

A su juicio, en este caso “parece haber habido varios actores que han dado información a la Justicia que no era exacta o que era directamente falsa y esto genera dificultades a la hora de investigar”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.