Manuel Lara, oriundo de Valencia, Venezuela, es uno de los productores latinos más destacados de la industria / Foto: Santiago Arenovski

El productor Manuel Lara nació en Valencia, Venezuela. Han reclamado sus servicios artistas de la talla de Bad Bunny, Kali Uchis, Rauw Alejandro, Julieta Venegas, Sen Senra, Sebastián Yatra, entre muchos otros. La revista Billboard lo escogió entre los diez productores latinos destacados de 2021. Ganó un Grammy Latino por su trabajo con Bad Bunny y este año está nominado por “Tacones rojos” (Sebastián Yatra) y por “Rompas” de Elsa y Elmar, entre otras categorías. Lara atendió a Vozpópuli durante su última visita a Madrid, España.

Pregunta: ¿Qué aporta usted a la música urbana para estar tan en alza?

Respuesta: No me siento productor de reguetón, ni de música urbana, sino que he hecho indie, rock, pop, salsa… Incluso grabé una mezcla de flamenco y vallenato para Yatra, me refiero a la canción “Dharma”. En general, trato de usar leads, arreglos de los ochenta, sintes, que no son comunes en la escena del reguetón.

P: ¿Cómo enfoca sus colaboraciones?

R: No me limito a mandar una base y ya. Soy un productor que me gusta estar en el estudio y ayudar a los artistas a desarrollar sus ideas. Obviamente, también está la suerte de conectar con las personas adecuadas. Trabajando con productores de la talla de Tainy uno llega a poder relacionarse con muchos artistas de nivel, que ahora tienen mis canciones en sus playlists.

P: Este verano David Guetta le invitó a pasar un día en Ibiza.

R: Fueron 18 horas de locura, pero muy buena locura. Fue la primera vez que nos veíamos, más allá de un saludo rápido en Miami. Esta vez todo resultó más formal. Este tipo es una leyenda. Lo que yo puedo aportarle son ritmos latinos que encajen en formatos electrónicos. Es algo que ya está incorporando porque en sus sesiones ha pinchado ‘Pepas’ de Farruko, que es un track que ha dado la vuelta al mundo.

P: ¿Qué tienen los sonidos latinos para enganchar tanto?

R: Diría que la sencillez, que también tiene su arte. Enganchar siendo sencillo es la magia del reguetón. Los que dicen que es muy simple que se ponga a hacerlo y verán. Siento que hay responsables de que ha sido tan global: me refiero, sobre todo, a Bad Bunny y J. Balvin, que consiguieron poner sus escuchas por encima de superventas como Drake, Justin Bieber y Ariana Grande. La música es como la moda, tiene ciclos y el nuestro empieza a encajar ahora. El reguetón se ha vuelto pop: si oyes el tema “Desesperado” de Rauw Alejandro puedes darte cuenta de eso.

“En el colegio me pasaba el día aporreando el pupitre; agarraba cualquier cosa y le sacaba un sonido”.

P: ¿Piensa que el rock ha muerto?

R. En absoluto. De hecho, pienso que está a punto de volver, lo que no tengo claro es desde dónde. Veo a grupos como Machine Gun Kelly, que va a retomarlo donde lo dejaron Blink 182. También hay estrellas pop como Demi Lovato y Miley Cyrus que se han pasado al punk rock y eso va a tener una influencia. Personalmente soy muy fan de Tame Impala, que escucho dos veces al día, me gustan los temas más duros psicodélicos y su capacidad para hacer buenas melodías.

P: ¿Cuáles son las raíces musicales de Manuel Lara?

R: Mi padre es saxofonista y mi madre, bailarina. Crecí en una casa llena de música. Desde pequeño me enganché a Marvin Gaye, Chick Corea -la complejidad armónica del jazz me voló la cabeza-, Earth Wind & Fire, Michael Jackson a ful, Jaco Pastorius, Backstreet Boys, Lenny Kravitz… En el colegio me pasaba el día aporreando el pupitre. Agarraba cualquier cosa y le sacaba sonido. Una de mis maestras de la escuela elemental llamó a mi mamá preocupada porque pensaba que yo tenía un problema. La profe decía que yo estaba mal, pero no tenía razón, así que mi papá me ayudó y empezó a moldearme académicamente y me puso a tocar con él.

P: Luego estudió en Berklee, una de las academias musicales más prestigiosas de Estados Unidos. ¿Qué es lo más importante que aprendió allí?

R: Diría que la disciplina y la ética de trabajo. Los estadounidenses son muy profesionales, organizados, respetuosos con la fecha y forma de entrega. Fui a la clase de 2014 y casi toda mi promoción ya está trabajando, con buenas posiciones en la industria. Incluso hay un compañero que ya es una estrella pop: Charlie Puth.

P: También tienen un grupo, Lara Project, donde trabaja con su hermano Félix.

R: Es una banda basada en sintetizadores de los ochenta, aunque somos rebeldes y nos gusta la innovación. El pasado 24 de julio publicamos el tema “Control”, que creo que nos quedó muy bien. También lo pensamos como un proyecto audiovisual: queremos montar un show para que la gente se cague encima, como el de la pirámide de Daft Punk, que también llevaba una onda medio retro.

P: Usted es venezolano. ¿Cómo ve la situación de la escena musical en su país?

R: Venezuela lleva mucho tiempo pasando por una situación crítica, los músicos han sobrellevado con mucha dignidad las adversidades. Hasta ahora, lo han hecho desde dentro, por eso me siento un poco obligado a ayudar a jóvenes con un potencial gigante con Danny Ocean, ayudarles a conocer artistas de fuera. Durante años no ha habido conciertos y las plataformas no entraban por los problemas con la moneda, aunque Spoti entró recientemente y eso es un cambio para mejor. Mi propósito es seguir ayudando a artistas.

Fuente: Vozpópuli 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.