Hospital Miguel Pérez Carreño. (Cortesía)
De un disparo en el hombro izquierdo que le llegó al corazón, fue asesinado Wilmer Adrián Alvizu Romero, de 30 años, cuando regresaba de una fiesta sound car, por el Día del Padre, en Antimano.
Alvizu se encontraba con su madre en la celebración que comenzó la noche del sábado en el sector Carlota Lovera, del barrio Santa Ana, Carapita.
Entre 4 y 5 de la madrugada del domingo madre e hijo retornaban a su vivienda, ubicada en la parte alta, sector segundo plan, de Las Torres. La señora había adelantado el paso cuando escuchó los disparos, volteó y vio a su hijo tendido en el pavimento.
Un hombre le había disparado y huyó en un vehículo. Con ayuda de vecinos, la madre trasladó al hijo al hospital Miguel Pérez Carreño, donde murió.
Wilmer dejó tres hijos huérfanos. Hasta noviembre se desempeñó como escolta de un empresario, quien falleció, y al quedar cesante Wilmer buscó otros empleos.
Para la fecha trabajaba de mensajero en una panadería que atiende a sus clientes con la modalidad de delivery motivado a la cuarentena.



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.