Migrantes y tecnología
La Organización Internacional para las Migraciones entrevistó a 531 adultos procedentes de Colombia, Ecuador, Haití, Guatemala y Venezuela. . EFE/Luis Torres

El acceso a las redes sociales, la mensajería y la geolocalización a través de los dispositivos móviles han cambiado la forma en la que los migrantes buscan llegar a Estados Unidos a través de México, lo que les expone a mayores riesgos en su trato con los traficantes de personas.

Así lo refleja el nuevo estudio de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) «Las tecnologías de la información y comunicación y el tráfico ilícito de migrantes en América central, México y la República Dominicana», que muestra cómo las redes criminales y los migrantes se adaptan al contexto tecnológico.

«Las redes de tráfico de migrantes cambian de modus operandi constantemente y se valen de las tecnologías para llevar a cabo sus actividades», explicó en entrevista con EFE la oficial de investigación del Programa Regional sobre Migración Mesoamérica-Caribe de la OIM, Estela Aragón.

Este fenómeno, que conlleva que los «coyotes», como se conoce a los traficantes de migrantes, empleen plataformas como TikTok para ofertar sus servicios o monitorear el viaje de sus clientes a través de la mensajería instantánea, se acentuó a raíz de la pandemia y las restricciones a los desplazamientos, incluido los migratorios.

Migrantes y tecnología

Hay un riesgo importantísimo de estafa. (Los migrantes) ni siquiera tienen a un persona en frente y muchas veces se realizan los pagos y reciben el servicio de manera ilícita» expuso Aragón.

Fotografía de migrantes usando sus teléfonos móviles en Ciudad Juárez, Chihuahua (México). EFE/Luis Torres

Al estar ausente en el trayecto migratorio, añadió, los coyotes pueden cortar el contacto cuando sea conveniente para su seguridad, de modo que la persona migrante «asume todo el riesgo».

Pero el informe también destaca los beneficios que las tecnologías aportan a los migrantes al acceder a información sobre las rutas, mapas y la posibilidad de estar en contacto con sus familiares.

Aunque el 64% de los migrantes admitió emplear las tecnologías, la mayoría son personas entre los 26 y los 35 años, mientras que aquellas mayores de 46 años apenas las utilizan.

La organización entrevistó a 531 migrantes adultos procedentes de Colombia, Ecuador, El Salvador, Haití, Guatemala, Venezuela, Guinea, Italia o Jordania, todas objeto de redes de tráfico de personas, a quienes cuestionaron acerca del uso que estas hicieron de las tecnologías.

Los cuestionarios se realizaron en distintos puntos de la ruta migratoria hacia Estados Unidos, empezando en Panamá y pasando por Costa Rica, Honduras y varios estados mexicanos como Chiapas, Oaxaca o San Luis Potosí.

Los coyotes en México

La investigadora del Colegio de la Frontera Norte (Colef) María Eugenia Anguiano expuso a EFE los riesgos que afrentan los migrantes al cruzar por México, imprescindible para llegar a Estados Unidos.

Migrantes y tecnología
Fotografía de una migrante usando su teléfono móvil. EFE/Luis Torres

La frontera norte mexicana, dijo, se convierte en «un embudo» en el que el crimen organizado toma las riendas del tráfico de migrantes y «roban, asaltan, matan y desaparecen».

Sin embargo, la transición tecnológica de estas redes delictivas también expone a los migrantes a nuevos riesgos como la violación de la privacidad digital, la trata o la explotación sexual en línea.

«Las tecnologías se usan muchísimo en el contexto de México para guiar a las personas migrantes a través del desierto. Muchas comienzan la ruta en Ciudad de México y absolutamente toda la guía suele ser a través de mensajería instantánea», agregó Aragón.

Los «coyotes», continuó, monitorean de forma remota la localización de las personas que han contratado sus servicios y les indican hacia dónde y cómo cruzar por el norte de México. De esta forma, evitan el riesgo de ser localizado por las autoridades y dejan a los migrantes «desamparados».

El rol de las autoridades

El informe recomienda que las autoridades de los países involucrados en las rutas migratorias hacia territorio estadounidense deben adoptar herramientas para proteger e investigar los crímenes a los que se exponen los migrantes, incluidos los tecnológicos.

«Hay importantes esfuerzos de las autoridades mexicanas en aras de fomentar una migración ordenada y por vías regulares. Y hay presencia en redes sociales para combatir el tráfico ilícito y brindar información fehaciente», subrayó la investigadora de la OIM.

Anguiano consideró que la aplicación estadounidense CBP One, diseñada para acelerar los trámites para solicitar asilo en el país y puesta en marcha recientemente, «es un ejemplo claro del uso de la tecnología en beneficio de la gestión migratoria».

No obstante, a lo largo del último mes, migrantes varados en la frontera han alertado de la saturación y las fallas que ha presentado la herramienta.

La región vive un flujo migratorio récord, con 2,76 millones de indocumentados detenidos en la frontera de Estados Unidos con México en el año fiscal 2022.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.