Foto: Armando Díaz

Unas cornetas llenaban de música cristiana la Plaza de Miguel Peña. La Asociación de Minitequeros está reunida para ayudar al mantenimiento de las instalaciones y hacer una denuncia por la presunta persecución del gobierno de Rafael Lacava a sus actividades.

Varios llevan máquinas podadoras para mantener la grama al margen, mientras unas mujeres hacen chequeos médicos. Sin embargo Euclides Hurtado, uno de los representantes de la asociación, aseguró que desde hace un mes no trabajan.

“Voté por Lacava y es él quien nos quiere quitar nuestro trabajo”. decía Hurtado consternado mientras más personas se acercaban a él. Estos hombres se dedican a colocar los llamados pick ups en todo el sur de Valencia. Estas son fiestas en las que se colocan consolas móviles de mezclado musical, eventos que se han popularizado, aunque se han vuelto escenarios de violencia y delincuencia, que han llegado hasta asesinatos en estas reuniones de música variada.

Hurtado afirmó que su trabajo es brindar felicidad al pueblo en una época de crisis, que a su juicio es culpa del gobierno y no del ciudadano trabajador que busca formas sanas de ganar dinero.

A finales del mes de octubre, el director del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) y secretario de seguridad ciudadana,  José Gregorio Domínguez afirmó haber decomisado dos de los equipos con los que se arman los pick ups y aseguró que trabajarán para acabar con estas reuniones en las que se propicia el delito.

A juicio de Euclides Hernández no hay ningún tipo de delito porque ellos cuentan con la permisologia y no molestan a nadie. Explica que si tienen que bajar el nivel del volumen para no causar quejas de la comunidad lo harán, con tal de seguir en sus labores.

Ser minitequero también es un negocio a pérdida dice Hurtado. Sus equipos: bajos, estéreos, consolas, luces provienen del extranjero y para conseguirlo hay que tener dólares.  “Si se daña algo no hay como repararlo”.

Luego de un mes de actividades paradas es bastante el dinero que ha perdido. Para un cliente solicitar el servicio de pick ups deben tener mil 200 bolívares a la mano. Esto incluye todos los implementos.

Sobre la seguridad, el denunciante afirma que siempre han contado con la seguridad de la policía y cuando ellos están nunca ha ocurrido nada.

Hurtado ofrece sus servicios a personas particulares y en otros casos a clubes nocturnos como: El Insomnio y el Alegría. El primero ubicado en las Parcelas El Socorro.  Es frente a este club en donde muchas veces se han producido enfrentamientos entre bandas influenciados por la droga y el alcohol

Los minitequeros esperan que el gobierno de Carabobo les de luz verde para volver a hacer feliz a su público, como ellos dicen.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.