Las autoridades manejan el móvil de la venganza entre bandas rivales el atentado contra Víctor Daniel Herrera Muñoz, de 37 años, quien resultó gravemente herido hace ocho días junto con sus dos hijos dentro de su vehículo en la intercomunal Guarenas-Guatire, y los tripulantes de una moto de alta cilindrada acribillaron a tiros el Chery Orinoco, color rojo, placas AF9010V.

Herrera Muñoz trabajaba como escolta en el viceministerio de Deportes, estaba con sus hijos (Víctor Yomaiker Herrera Tovar, de 17 años y Víctor Daniel Herrera Sosa, de cinco años) en el semáforo frente a la empresa Intermarine, entrada a la urbanización Villa Heroica, esperando a su madre que venía de Caucagua.

El carro recibió más de 20 tiros. El pequeño de cinco años murió a consecuencia de los tiros que lo alcanzaron en la cabeza y en el pecho. El escolta y el adolescente fueron trasladados al Hospital General de Guatire y luego al del Llanito.

El hombre vivía en los apartamentos de Caucagua, estado Miranda, y a raíz de las amenazas de muerte que estaba recibiendo tuvo que mudarse a otro sector en el barrio Santa Cruz, de Guatire.

Los sicarios que dispararon contra Herrera Muñoz se desplazaban en una moto Suzuki modelo Vstrom, color gris y sin mediar palabra descargaron sus armas sobre el Chery ocupado por el escolta y sus hijos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.