Zulia
Hospital (Foto referencial. Cortesía Crónica Uno).

Inspectores, acusaciones, fotos, señalamientos públicos contra los trabajadores de la salud han generado un repudio de todos los gremios y organizaciones. Médicos Unidos de Venezuela (MUV) reiteró su llamado al personal de salud: “Que se abstengan de entregar récipes o informes a los pacientes si no son emanados por la directiva del hospital”, sellados y firmados, reseña Contrapunto.

Jaime Lorenzo, director de la organización, puntualizó que la historia clínica es un documento legal en el cual “tienen que estar todos los pormenores que ocurran alrededor de un paciente, desde el momento de su ingreso hasta cualquier evaluación que se haga” y la ausencia de lo que se necesita.

MUV instó a los pacientes y a sus familiares “a que vayan a la dirección del hospital e informen al personal directivo” los exámenes e insumos que necesitan. “El equipo directivo tendrá que sacar de la historia médica lo que necesite, y qué es lo que debe hacerse afuera”. Lorenzo remarcó que los médicos “no tenemos por qué asumir responsabilidades administrativas de algo que les compete a las autoridades del hospital y a quienes dirigen la política de mantenimiento y dotación de los hospitales en Venezuela”.

Los directores de hospitales, señaló, “están en la obligación de crear guardias administrativas para estar presentes 24 horas para darles respuesta a los ciudadanos que pregunten por qué no pueden ser atendidos, y la respuesta tiene que venir de la autoridad o de los directivos de un establecimiento”.

También solicitó que ningún médico guarde insumos en su coala, porque por hacerlo -por llevar materiales del servicio de anestesia- hay un joven privado de libertad en el estado Trujillo. “Hemos visto unas razzias en varios hospitales, en las que muestran unos materiales que, quienes conocen el funcionamiento de un hospital, saben que en 20 minutos en la emergencia del Pérez Carreño esos materiales se agotan inmediatamente”.

Lo que pueda tener guardado el médico “no es nada comparado con las necesidades” de un centro asistencial.

Considera que, con estas medidas, puede haber sufrimiento de los pacientes, porque “lo que era una actitud de ayudar al ciudadano a solventar los problemas de los hospitales, nos están obligando a echarnos a un lado, y solamente estar presentes para hacer nuestro acto médico”. Eso “es triste, pero si yo te ayudo, me pueden privar de libertad, y eso no es conveniente para nadie”.

Leer nota completa en Contrapunto




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.