Foto AFP / Ezequiel BECERRA

El obispo auxiliar de la archidiócesis de Managua, Silvio Báez, uno de los más influyentes de Nicaragua, calificó hoy a los estudiantes que protestan contra el Gobierno de Daniel Ortega como “la reserva moral” que tiene el país.

“Yo quisiera agradecerles, en nombre de la Iglesia, porque ustedes son la reserva moral que tenemos”, dijo el obispo frente a estudiantes que se encuentran concentrados en la Catedral de Managua en rechazo a las reformas del Seguro Social.

Báez, reconocido también por su carácter crítico en temas políticos, acudió junto al cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes y una veintena de sacerdotes hasta la Catedral a apoyar a los estudiantes, que aplaudieron a los religiosos.

Dijo a los jóvenes que la iglesia Católica apoya su causa porque es “justa”, y les pidió no se dejen manipular por ideologías políticas porque su causa es de justicia social. “El papa (Francisco) continuamente lo dijo: las ideologías hacen daño, porque tienen una mirada parcial de la realidad”.

El obispo advirtió que con las ideologías hay que estar atentos porque buscan sus propios intereses, económicos y políticos. “Y el papa (Francisco) ha dicho una cosa muy importantes con respecto a las ideología: las ideologías piensan por el pueblo, pero no están dispuestas a dejar pensar al pueblo”.

La visita de los sacerdotes se da un día después de fuertes enfrentamientos entre policías y estudiantes registrados el viernes en los alrededores de la Catedral.

El rector de la catedral, Luis Herrera, aseguró que agentes de la Policía Nacional ingresaron a los predios del templo “disparando sus armas”, lo que fue negado por esa institución pese a las evidencias.

Imágenes divulgas por los manifestantes, tanto estudiantes como pobladores, mostraron a los agentes intentando ingresar a la Catedral de Managua, en el centro de la ciudad, sin éxito.

Las imágenes también mostraron a los agentes policiales disparando bombas lacrimógenas y otros proyectiles hacia el interior del templo católico.

Las protestas en Nicaragua se mantienen pese a que el presidente Daniel Ortega anunció este sábado su disposición al diálogo con la empresa privada para buscar una alternativa a la reforma a la seguridad social, que desencadenó las protestas más fuertes vistas en los últimos 11 años de Gobierno sandinista.

El Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) condicionó el diálogo con el Gobierno de Ortega a que cese la “represión” contra los manifestantes, una posición que también asumió la Junta Directiva de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham).

Ortega responsabilizó de la violencia a pequeños grupos de la oposición que conspiran contra el modelo de alianzas, porque piensan que entonces van a tomar el Gobierno y no les importa a costa de lo que sea.

El ambiente se mantiene tenso en el país centroamericano, que amaneció este sábado con contingentes de militares desplegados en varias ciudades.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.