La oposición venezolana se manifestó hoy ante la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) en Caracas para exigir “ser parte” de la eventual agenda en el país de la alta comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, la chilena Michelle Bachelet.

“Estamos presionando para que nos den el día, la hora, en que llega la alta comisionada y su equipo técnico porque nosotros queremos conocer esa agenda, y nosotros tenemos que ser parte de esa agenda”, dijo desde la concentración Lilian Tintori, esposa del líder opositor encarcelado Leopoldo López.

Esta semana, el Gobierno venezolano informó que invitó a Bachelet al país, y que la alta comisionada evalúa la fecha para que esta visita “tenga lugar el próximo año”.

En un comunicado, Venezuela dijo el lunes que la visita de Bachellet “le permitirá conocer de primera mano, y revisar junto al Gobierno bolivariano los amplios e históricos esfuerzos a favor de garantizar y promover los derechos humanos del pueblo venezolano”.

En ese sentido, Tintori dijo no tener “dudas” de que el Gobierno de Nicolás Maduro promoverá una “agenda secreta” con Bachelet, a quien no permitirían constatar la gravedad de la crisis.

“Es imposible que eso pase, imposible, porque ella sabe y conoce de torturas, de aislamiento, de cómo son las cárceles de Venezuela, de qué ha pasado con nuestros presos políticos”, añadió.

La de este jueves fue la octava vez que los opositores protestan ante la sede en Caracas del PNUD. Hoy, simularon estar aislados tras las rejas de cárceles venezolanas para escenificar cómo “están enterrados vivos” algunos de los considerados “presos políticos”, que Tintori cifró en casi 400.

“Son miles las razones de por qué ella tiene que venir, son miles las razones de por qué ella tiene que levantar un informe”, insistió.

Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de petróleo en el planeta, atraviesa una severa crisis económica que se expresa en escasez de alimentos y medicinas así como en hiperinflación, un indicador que el Fondo Monetario Internacional estima cierre en 10.000.000 % el venidero 2019.

Además, la prestación de los servicios públicos atraviesa su propia crisis, y en el país son frecuentes los cortes no anunciados de la electricidad y el agua, mientras que los hospitales confrontan severos problemas por escasez de materiales médicos y falta de personal.

“Nosotros queremos que Michelle Bachelet entre a los hospitales, vea como están los hospitales, vea la situación de insalubridad que hay en cada uno de esos hospitales (…), que vea que no hay transporte público (…), que vea como no hay gas, no hay agua”, señaló Tintori.

Asimismo, indicó que estas carencias constituyen una “crisis humanitaria” y que es “un horror” la situación por la que atraviesan los venezolanos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.