José Luis Ortega sufre de diabetes desde hace 24 años. (Foto: Cortesía)
COMPARTE

José Luis Ortega sufre desde hace 24 años de diabetes, vive con su hija en una modesta casa en Trincheras, en el municipio Naguanagua. Por motivo de la enfermedad perdió hace 14 años sus dos piernas. A pesar de esta contrariedad se mantuvo como un hombre fuerte, se movilizaba dentro de su hogar y realizaba la mayoría de sus actividades diarias.

La crisis económica y de medicinas que atraviesa el país afectó el estilo de vida del señor Ortega de 64 años de edad y la de su familia.

La diabetes es una enfermedad crónica, en la cual el cuerpo no puede regular la cantidad de azúcar llamada glucosa en la sangre, la insulina es la hormona encargada de controlar la glucosa para convertirla en energía para el cuerpo, si la insulina falla, la azúcar queda en la sangre ocasionando múltiples daños en el organismo.

José Luis Ortega relató que desde hace años se le dificultad conseguir los medicamentos por los elevado precios. Somos una familia con pocos recursos, declaró. El problema se ha incrementado, pasa meses sin poder comprar sus medicinas. A lo que se le suma la falta de alimentos apropiados para consumir.

Hoy me comí tres platanitos. Es lo único que comeré en todo el día, comentó Ortega el miércoles 30 de noviembre. El señor pasa días sin poder alimentarse. Algunas veces lo hace una vez al día.

Ortega comentó que no cuentan con recursos económicos para comer ni para comprar las medicinas. (Foto: Cortesía)
José Luis Ortega no cuenta con recursos económicos para comer y comprar sus medicinas. (Foto: Cortesía)

Maoly Vásquez, esposa del segundo hijo de José Luis, comentó que las personas que padecen diabetes deben tener una dieta balanceada y comer cinco veces al día, algo que los hijos no pueden abastecer, ambos trabajan pero el salario no les alcanza.

Hace aproximadamente dos meses que perdió la sensibilidad en los brazos por la mala alimentación y no contar con los medicamentos que necesita. Si la diabetes no se trata debidamente las arterias son obstruidas por la acumulación de glucosa en la sangre, reiteró Maoly.

No cuentan con el apoyo del Gobierno. Llevan solicitando desde hace 15 años la pensión para el señor Ortega pero hasta ahora no se la han dado.

Las bolsas de los CLAP desde hace un mes no las distribuyen en este el sector. Cuando las traen exigen su pago inmediato. Si en ese momento no tenemos dinero nos quedamos sin la bolsa. ¿Entonces cuál es la ayuda que te está dando el Gobierno si no pueden esperar ni un día a que consigamos el dinero”, comentó la joven.

El doctor Miguel Noriega, quien labora en el ambulatorio de Trincheras fue  a la casa de Ortega hace tres semanas. Recomendó hospitalizarlo porque tenía la hemoglobina en ocho cuando lo normal es tenerla en 12, pero la ambulancia que la familia llamó nunca llegó.

Ortega necesita pañales. Usa alrededor de 12 diarios. Debe aplicársele insulina marca Novolin 70/30 y otros medicamentos. Los hijos no pueden cubrir el alto costo de todos los insumos, quien pueda ayudarlo debe comunicarse al 0412-9401909




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.