Los pensionados y jubilados venezolanos en el exterior tienen dos años sin cobrar. (Foto Referencial)

Por lo menos unos 11 mil 700 beneficiarios del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales hay en el exterior. Pero, se quejan de la espera para que el gobierno les cancele, ya que desde noviembre de 2015 no reciben ningún pago por este derecho.

“La deuda con estos venezolanos es enorme y se calcula que supera los 20 millardos de dólares al cambio oficial”, aseguró Edgar Silva, coordinador del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos de los Pensionados, Jubilados, Adultos Mayores y Personas con Discapacidad.

Han realizado diversas reuniones con los representantes del Gobierno, como del Seguro Social, el Centro Nacional de Comercio Exterior y la Defensoría del Pueblo. Aún así no obtienen ninguna solución, mientras viven en una situación insostenible.

“Me botaron de la habitación donde vivía porque no pude pagar tres meses de renta. Las monjas de un convento me acogieron, pero es muy triste que después de darle tanto a Venezuela con mi trabajo ahora no me paguen la pensión ni la jubilación”, contó una ex funcionaria pública residente en España que solicitó no mencionar su nombre.

Otra pensionada del IVSS, de 70 años de edad y que también pidió guardar su identidad en reserva, narró: “Nunca había tenido problemas para cobrar la pensión hasta 2014, cuando los pagos se espaciaban; sin embargo, el calvario arrancó un año después, en noviembre”.

Ella vive en Galicia y para mantenerse se vio forzada a realizar labores de limpieza en casas y oficinas.

Son personas que incluso con 80 años se ven forzadas a trabajar como porteros, barrenderos o vigilantes para subsistir, informó por su parte, Orlando Camacho, representante de la Federación Nacional de Jubilados y Pensionados de Venezuela.

Venezuela suscribió convenios con España, Portugal, Italia, Uruguay, Chile y Ecuador que permiten cobrar la pensión a los beneficiarios del IVSS residenciados en esos países. Pero, uno de los problemas, admitido por los funcionarios del Seguro Social y el Cencoex, es que el gobierno no termina de definir cuál es la tasa de cambio que aplicará al pago de las pensiones en bolívares, pero convertidas a euros o dólares; además de que el Ejecutivo no tiene divisas suficientes para cumplir esa obligación”, manifestó Silva.

En diciembre pasado, la Federación de Asociaciones de Pensionados y Jubilados de Venezuela en España envió una carta a las autoridades venezolanas en la que insta a “clarificar, cuantificar y consolidar el monto total de la deuda acumulada por las pensiones y bonificaciones impagadas”.

Fapejuves también indica que la acreencia debe desglosarse mes a mes, a los valores vigentes en cada lapso y “expresarse en euros, que es la moneda que hemos percibido y debemos percibir por nuestras pensiones en España”.

En la misiva se insiste en fijar un cronograma claro, detallado y pertinente así como “declarar un firme y solemne compromiso, con efecto inmediato, de la regularización y puntual pago de las pensiones” a todos los beneficiarios y conforme a la normativa, convenio y leyes vigentes en ambos países.

España, donde vive el grupo más numeroso de pensionados del Seguro Social, ha sido escenario de múltiples protestas y movilizaciones ante los consulados y la Embajada de Venezuela, seguido de Italia y Portugal.

Ante las penurias y la necesidad de organizarse por sus derechos, los afectados del IVSS han creado varias cuentas, como @Asopevec y @Pensivssexte, donde informan, a través de Twitter, que son 11.700 los pensionados del Seguro Social que cobran mediante los convenios de Venezuela con España, Portugal, Italia, Uruguay, Chile y Ecuador.

Leer más: El Nacional

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.