(Foto referencial)

A solicitud del Ministerio Público fueron privados de libertad el primer teniente de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), José Gregorio Bermúdez Urbina y Uzziel Leizzu Desiderio Blanco por su presunta responsabilidad en la sustracción de siete mil dólares estadounidenses del Ministerio del Poder Popular para Obras Públicas.

Tal irregularidad fue denunciada ante el órgano garante de la legalidad en el país desde el mencionado ente ubicado en Caracas.

Durante el pasado 23 de octubre, una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) se presentó en la instalaciones del Ministerio de Obras Públicas para atender la denuncia realizada por un funcionario, relativa a la sustracción de siete mil dólares estadounidenses que iban a ser destinados para proyectos de infraestructura en el Hospital Central de Maracay.

Según el denunciante, la sustracción ocurrió el pasado 12 de octubre una vez culminada la prestación de servicios de Bermúdez Urbina como jefe de escoltas y asistente personal del Ministro, motivo por el que se le solicitó la entrega de su dotación. En dicho momento, Bermúdez alegó que no contaba con armamento debido a que le había sido robado y mostró la respectiva denuncia.

De igual forma, Bermúdez también reportó que le habían sido robados siete mil dólares estadounidenses y dos teléfonos celulares, situación que generó suspicacia.

Tras ser interrogado por los hechos, el hombre reconoció abiertamente la sustracción del dinero producto de la facilidad que tenía para ingresar al Despacho del Ministro debido a su posición dentro de su equipo de seguridad personal. A su vez, declaró que empleó el dinero en la compra de un vehículo Ford Fiesta, cuatro neumáticos y un reloj.

Asimismo, expresó que cuando se disponía a comprar una camioneta Merú en Betania (Miranda) fue interceptado por varios delincuentes armados, quienes lo despojaron del dinero restante, dos teléfonos celulares y su arma de reglamento.

Por tal hecho, Bermúdez compró un arma similar a la que le fue robada y la revendió a Uzziel Desiderio, quien a su vez se la vendió a otra persona.

Luego de conocer todas estas informaciones, una comisión de efectivos del Cicpc ejecutó dos allanamientos en las viviendas de los supuestos implicados, bajo supervisión del Ministerio Público, y localizó tres chalecos antibalas, dos bombas lacrimógenas, cuatro cauchos con rines y un reloj.

En virtud de tales hallazgos, Bermúdez y Desiderio fueron aprehendidos y puestos a la orden del ente encargado de ejercer la acción penal en el país.

Durante la audiencia de presentación, la Fiscalía 79ª del Área Metropolitana de Caracas (AMC) imputó a Bermúdez Urbina por la comisión de peculado doloso impropio, legitimación de capitales, tráfico ilícito de arma de fuego y agavillamiento.

Por su parte, Desiderio Blanco fue imputado como cooperador inmediato de peculado doloso impropio, tráfico ilícito de arma de fuego en grado de coautor y agavillamiento.

Una vez expuestos los elementos de convicción por parte de la representación fiscal, el Tribunal 11º del AMC dictó la mencionada privativa de libertad en contra de ambos hombres y fijó su reclusión en el Centro Nacional de Procesados Militares de Ramo Verde.

Nota de Prensa del Ministerio Público




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.