Fuerzas Armadas brasileñas realizan una nueva operación contra organizaciones criminales. (EFE)
COMPARTE

Fuerzas Armadas de Brasil detiene a quince supuestos narcotraficantes y logra incautar grandes cantidades de drogas hoy en una nueva operación contra las organizaciones criminales en Río de Janeiro, informaron fuentes oficiales.

Cerca de mil integrantes del Ejército, la Marina y la Policía ocuparon a primera hora de la mañana de este lunes siete favelas en la zona norte de Río de Janeiro para cumplir 14 órdenes de detención dictadas contra los jefes de las bandas que controlan el tráfico de drogas en dichas barriadas pobres.

Una de las favelas ocupadas fue la de Jacarezinho, en la que han muerto siete personas en las últimos díez días víctimas de enfrentamientos entre la Policía y bandas de narcotraficantes.

Esta fue la tercera operación que movilizó un número elevado de tropas militares desde que, a finales de julio, el Gobierno de Brasil autorizó que unos 10.000 soldados y agentes de cuerpos de seguridad de otros estados refuercen la seguridad de Río de Janeiro para combatir una cruda y grave ola de violencia en la ciudad más emblemática de Brasil.

A comienzos de agosto cerca de 5.000 miembros del Ejército y de la Policía ocuparon diferentes favelas de las zonas norte y oeste de Río de Janeiro para combatir organizaciones que se dedicaban al robo de cargas y el pasado día 16 otros 2.500 militares hicieron incursiones contra el narcotráfico en diferentes barriadas de Niteroi, ciudad del área metropolitana de Río de Janeiro.

Entre los detenidos en la operación de este lunes, además de algunos de los narcotraficantes que eran buscados y otros sorprendidos hoy, figura un militar que supuestamente filtraba informaciones de las operaciones a una banda de narcotraficantes.

La filtración quedó en evidencia en la madrugada de hoy cuando, en interceptaciones hechas por los servicios de inteligencia, fue posible escuchar a un miembro de la banda criminal que actúa en Jacarezinho pidiéndole a sus secuaces que se dispersaran antes de la entrada de la Policía.

De acuerdo con el coronel Roberto Itamar, portavoz del Comando Militar del Este, en ninguna de las operaciones en que participaron militares se registró enfrentamiento armado o resistencia por parte de los narcotraficantes.

Mientras que los militares se encargaron de cercar las favelas ocupadas, los policías ingresaron en las barriadas para buscar a los narcotraficantes blancos de la operación.

Los miembros de las Fuerzas Armadas bloquearon algunas calles, así como el espacio aéreo de las áreas de las operaciones.

El decreto firmado por el presidente brasileño, Michel Temer, y que autorizó la participación de las Fuerzas Armadas en operaciones se seguridad pública en Río de Janeiro abre la posibilidad de que el Ejército permanezca en la ciudad hasta diciembre del próximo año.

La grave crisis económica que ahoga al estado de Río ha contribuido a disparar los niveles de inseguridad, con una media de veinte muertes violentas diarias y 97 policías asesinados en lo que va de año.

Según un documento confidencial de la Secretaria de Seguridad al que tuvo acceso el diario “Extra”, Río de Janeiro tiene 843 áreas controladas por bandas armadas.

Para Amnistía Internacional, sólo un año después de organizar los Juegos Olímpicos de 2016, Río sufre una “crisis dramática en todos los niveles”, aunque la ONG alertó contra el impacto de la militarización y consideró que un aumento de la Policía y el Ejército en las calles no es la solución a la violencia




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.