Foto: Prensa Real Madrid C.F.

El Real Madrid busca el pase a su octava semifinal consecutiva en Liga de Campeones, en una eliminatoria prácticamente sentenciada tras el 0-3 de Turín. Pero en la que guarda máximo respeto a un grande de Europa como la Juventus que necesita un milagro sin su referente ofensivo Paulo Dybala.

Ningún equipo en la historia de la Liga de Campeones levantó tres tantos de desventaja en una eliminatoria. Sumado a que el Real Madrid encadena once partidos consecutivos ganados de cuartos de final en el Santiago Bernabéu.

Donde no pierde en esta ronda desde hace 27 años, y la ausencia del mayor peligro del conjunto italiano, el delantero argentino Dybala. Convierten el reto de la Juventus en una misión imposible y sería hazaña histórica.

Al Bernabéu llega la reedición de la última final del torneo de mayor prestigio, con los buenos recuerdos de Cardiff instalados en el madridismo, dispuesto a saborear otra noche mágica europea.

El Real Madrid se transforma en su competición preferida. A la que ha apostado todo en una temporada que será grandiosa si logra su tercera ‘Champions’ consecutiva o para el olvido si no consigue ningún título grande.

Después de eliminar al PSG con la autoridad del rey de Europa, sin estar dispuesto a ceder el trono a uno de los candidatos. El duelo ante la Juventus vuelve a convertir al Real Madrid en favorito.

Los tres tantos en el Juventus Stadium, donde Cristiano Ronaldo dejó una imagen para los tiempos con su perfecta chilena, convierten a los de Zinedine Zidane en un rival temible. Sin freno en competición europea con un técnico con el que ganó todas las eliminatorias disputadas.

La Juventus fue el último equipo capaz de eliminar al Real Madrid y su historia hace que Zidane no se fíe pese al abultado marcador de la ida. Reservó a jugadores en el derbi madrileño liguero, en el que Cristiano tan solo jugó una hora, y saldrá con su equipo de gala salvo en defensa donde tiene problemas.

El capitán Sergio Ramos no estará por sanción, su sustituto natural Nacho Fernández no puede jugar por lesión y el último central de la lista llega justo.

Una sobrecarga muscular de Jesús Vallejo, que aún no ha debutado en Liga de Campeones, provoca la duda en Zidane. Si no está para jugar tendría que retrasar la posición de Casemiro y dar entrada a Mateo Kovacic en la medular.

Con Luka Modric e Isco Alarcón descansados para ser titulares, el único puesto que está en juego es en punta donde Karim Benzema lucha con Gareth Bale. El galés fue suplente en los dos partidos ante el PSG y ni siquiera calentó en Turín. Necesita un guiño de su entrenador.

Será el partido 150 de Cristiano Ronaldo en la Liga de Campeones en una edición en la que va camino de superar todos los récords. Ha marcado en todos sus partidos y encadena diez consecutivos batiendo el registro de Van Nistelrooy.

Con 14 dianas va camino de su propio récord de 17 en una edición del torneo y siempre que jugó ante la Juve marcó. En el Bernabéu quiere seguir siendo fiel a su cita, siempre decisivo en los grandes duelos.

La Juventus por su parte, visita al Real Madrid con el objetivo de remontar el contundente 0-3 sufrido en la ida. Sin poder contar con el argentino Paulo Dybala, expulsado en Turín, pero sí con el bosnio Miralem Pjanic.

Esa derrota interrumpió una racha de 27 partidos europeos sin caer en casa y le obliga a protagonizar una hazaña que nunca logró un equipo.

Allegri ha asegurado repetidamente que la eliminatoria está muy cuesta arriba para su equipo, pero recordó que en el fútbol puede pasar de todo y que el equilibrio puede romperse “en una fracción de segundo”.

Una idea compartida por la plantilla “bianconera”, al punto que Claudio Marchisio, uno de los líderes de vestuario, escribió recientemente en sus redes sociales que “quién piensa que esto se ha acabado es porque no es uno de nosotros”.

La visita al coliseo blanco tendrá un sabor particular para Buffon, de 40 años, quien aseguró al comienzo del año futbolístico que esta iba a ser su última temporada como jugador, a no ser que la Juventus conquistara la Liga de Campeones.

El veterano guardameta italiano ocupará la portería “bianconera” y liderará a una defensa a la que volverá el marroquí Medhi Benatia. Que se perdió el choque de ida por acumulación de tarjetas.

En el centro del campo, Allegri podrá contar con Pjanic, autor de un gol decisivo contra el Madrid en el Bernabéu cuando vestía la camiseta del Lyon, y le alineará al lado del francés Blaise Matuidi y el alemán Sami Khedira.

Sin Dybala, que marcó un triplete en el último encuentro liguero ganado 4-2 contra el Benevento, el tridente ofensivo estará formado por el croata Mario Mandzukic, el brasileño Douglas Costa y el argentino Gonzalo Higuaín.

El “Pipita”, que marcó 121 goles en los siete años pasados en el Real Madrid, rozó el gol del posible 1-1 en el partido de ida contra los blancos y buscará reivindicarse en su exestadio para alimentar la soñada remontada de los turineses.

Además, Allegri podrá contar con alternativas importantes, como el extremo colombiano Juan Guillermo Cuadrado y el uruguayo Rodrigo Bentancur, con este último que fue uno de los mejores del Juventus en el partido de ida.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.