(AFP)

Los socorristas encontraron con vida este lunes a dos niñas de entre los escombros de edificios derrumbados en la provincia turca de Esmirna, casi tres días después de un fuerte sismo que causó 91 muertos en Turquía y otros dos en un isla griega.

Una niña de tres años, Elif Perincek, sepultada bajo los escombros de un inmueble en el distrito de Bayrakli, fue rescatada 65 horas después de producirse el terremoto y conducida a un hospital, según la agencia de Gestión de Emergencias y Desastres (AFAD).

Los medios turcos divulgaron imágenes de la pequeña, envuelta en una manta, mientras era evacuada entre los aplausos de un grupo de socorristas.

“Estoy tan feliz. Que Dios los bendiga, mis oraciones han sido escuchadas y me vuelvo a reunir con Elif”, declaró la abuela de la niña, a la televisión de Estado TRT.

Elif Perincek es la 106ª persona en ser rescatada con vida de los escombros de edificios destruidos o dañados por el sismo, que sacudió el viernes la provincia de Esmirna, en el oeste de Turquía, y la isla griega de Samos.

Entre las personas rescatadas figuran la madre, las dos hermanas y el hermano de Elif Perincek, extraídos de los escombros el sábado por la noche. El hermano, no obstante, falleció poco después, según TRT.

El bombero Muammer Celik, quien encontró a la niña, afirmó a la AFP que en un primer momento creyó que estaba muerta.

Lágrimas de alegría

“Pensamos que estaba muerta, pedí una bolsa mortuoria y una manta. Pero después de cortar el metal, quise limpiar el polvo que la cubría y cuando tendí mi mano ella tomó mi pulgar de repente”, contó.

“En ese momento me quedé paralizado, antes de llorar de alegría. Elif simplemente soltó mi mano una vez la evacuamos a una tienda”, añadió.

Unas horas antes del rescate de Elif, los equipos de emergencia extrajeron de los escombros de otro edificio a otra niña con vida, Idil Sirin, de 14 años, según la AFAD.

Pero el alivio de esta familia duró poco, pues la hermana de Idil, Ipek, fue luego hallada muerta bajo los cascotes, indicó el diario Hurriyet.

El terremoto causó al menos 91 muertos en Turquía según el último balance divulgado el lunes. Otras dos personas murieron en la isla griega de Samos.

Además, unas 1.000 personas resultaron heridas en Turquía, de las cuales más de 200 siguen hospitalizadas. Según las autoridades turcas, se instalaron 1.864 tiendas en la región de Esmirna y actualmente acogen a unas 5.000 personas cuyas viviendas fueron destruidas o dañadas.

Los socorristas seguían el lunes buscando entre los cascotes con la esperanza de encontrar más supervivientes, constataron periodistas de la AFP.

Equipados con aparatos de detección acústica, los rescatistas a menudo pedían silencio a la multitud para poder detectar hasta los sonidos más débiles debajo de las ruinas. Algunos instaban a través de megáfonos a los posibles supervivientes que intentaran gritar para poder localizarlos.

Por otra parte, las autoridades turcas detuvieron a nueve empresarios dentro de una investigación sobre la construcción de edificios en Esmirna que no cumplían con las normas antisísmicas en vigor en Turquía, según la agencia estatal Anadolu. AFP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.