Foto cortesía El Pitazo

Un total de 57 violaciones a la libertad de expresión, en 24 casos distintos, se registraron en enero en Venezuela, según un informe difundido este sábado por la ONG venezolana Espacio Público.

Las agresiones más frecuentes fueron el hostigamiento, la intimidación y la censura, donde el 70 % de las víctimas fueron periodistas, de acuerdo con un comunicado de la ONG, dedicado a la promoción y defensa de la libertad de expresión, el derecho a la información y la responsabilidad social en medios.

“La ciudadanía en general fue la segunda más afectada por las violaciones a su derecho a estar informada (víctima en el 20 % de los casos), pues las restricciones de conexión a internet ocurrieron en varios estados del país”, señaló la organización.

Asimismo, dijo que los agresores más frecuentes resultaron ser, en su mayoría, las instituciones del Estado (36 %), los cuerpos de seguridad (28 %) y funcionarios (20 %).

“En comparación con enero del año pasado, registramos un aumento del 90 % de las violaciones del derecho a la libertad de expresión, lo que evidencia una política de Estado que constantemente limita la posibilidad de buscar, difundir o recibir información”, agregó.

Espacio Público grabó que seis días antes de la repetición de los comicios regionales en el estado Barinas -cuna de Hugo Chávez- funcionarios de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) y miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, Policía militarizada) sacaron del aire el programa radial del candidato opositor y electo posteriormente gobernador, Sergio Garrido.

Según la organización, altos funcionarios del Gobierno venezolano han utilizado los medios y recursos del Estado para “hostigar y amenazar” a medios de comunicación, ciudadanos y periodistas sin consecuencias e impunemente.

“Este fue el caso de Roberto Deniz, que ha sido constantemente hostigado a través de las redes sociales por cuentas adeptas al chavismo”, indicado.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) denunció el jueves el “recrudecimiento” de las “violaciones a la libertad de expresión” en el país caribeño y condenó el “bloqueo de medios digitales” y “uso ilegal de datos personales para acosar a periodistas” .

La SIP, con sede en Miami, cargó contra el bloqueo que desde la madrugada del lunes sufre el acceso a tres medios digitales: Efecto Cocuyo, Crónica Uno y EVTV Miami, este último con sede en esa ciudad de Florida.

La acción, ejecutada por las empresas de telecomunicaciones CANTV (estatal) y las privadas Movistar, Digitel, Supercable e Inter, operadoras de servicios móviles y de internet, “habría respondido a órdenes de la oficialista (venezolana) Conatel”, dijo la SIP en un comunicado.

Venezuela, además de Cuba y Nicaragua, son los países peor evaluados en materia de libertades individuales y sociales según el Índice Chapultepec 2021, un barómetro con el que la SIP mide niveles de libertad de prensa y expresión en 22 naciones del hemisferio.

La SIP es una entidad sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas. Está compuesta por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.