La escasez de combustible diésel. (Foto EFE)

En los últimos días de mayo 2021 se conoció que a Venezuela llegó el “Bueno”, un tanquero que transportaba unos 500.000 barrilles de diésel (gasoil) con el fin de subsanar la crisis que hay de ese combustible en el país y que amenaza con paralizar el transporte de carga de alimentos y otros insumos.

Procedente de Fujairah en los Emiratos Árabes Unidos y con bandera de Djibouti, el “Bueno” llegó cerca del puerto de Amuay el domingo 23 de mayo -tras casi más de un mes en travesía-, donde hasta el miércoles estuvo descargando parte del diésel de barco a barco y después atracó en las instalaciones para dejar la carga restante.

De acuerdo a la agencia de noticias Reuters, no se recibía en Venezuela un cargamento de diésel desde noviembre de 2020 y aún se desconoce quién realizó el envío del preciado combustible.

Aunque las sanciones de Estados Unidos permiten la importación de combustible por parte de Venezuela bajo excepciones humanitarias, los abogados consultados por el citado medio de comunicación dijeron que las empresas necesitan una autorización específica del Departamento del Tesoro de Estados Unidos para llevar a cabo tal empresa.

Una fuente del Departamento de Estado ratificó que la postura hacia Venezuela sigue siendo la misma respecto a las sanciones y enfatizó que aquellos que realizan estas acciones de transportar combustible a nuestro país, están en riesgo de ser sancionados por EEUU.

Petróleos de Venezuela (Pdvsa) tiene entre sus planes inmediatos reactivar la producción de nafta para fabricar gasolina en el país, ante la imposibilidad de importarlo debido a las sanciones impuestas por EEUU, con lo que buscarán mejorar el crudo pesado que se extrae en el país y optimizarlo para las refinerías.

La agencia de noticias Bloomberg -citada por el portal La República– refiere que las plantas donde se estaría llevando a cabo esta operación son Petropiar -que está en sociedad con la estadounidense Chevron- y Petrocedeño, con Total SE y Equinor ASA.

Las plantas alimentarán inicialmente a las refinerías de Cardón y Puerto La Cruz con 30.000 barriles diarios de nafta pesada, según muestran los documentos.

Por otro lado, aún se está discutiendo con los contratistas un plan para instalar ductos que permitirá que el suministro alcance los 112.000 barriles por día, señalaron las personas.

Con información de Reuters

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.