COMPARTE

María Agustina Arocha le dio un matiz distinto a la tradición este año. Desde muy pequeña recuerda pasar las mañanas de cada Viernes Santo recorriendo los siete templos. Lo hacía con sus padres y hermanos. Ahora las visitas las hace con su esposo, hijos y nietos. Siempre piden por la salud, por la prosperidad, por la familia. Está vez fue diferente. Todos salieron de casa con gorras y banderas de Venezuela. “Nuestras oraciones son por la libertad del país”.

No son los únicos que incluyeron el tricolor en el ritual. Arturo López junto a hermanos, primos y sobrinos también lo hizo. Ellos se vistieron con ropa morada para acompañar a uno de los integrantes de la familia en una promesa por su salud y se pusieron gorra amarilla, azul y roja. “Queremos paz, un cambio. Estamos cansados de tanta crisis. Por eso hoy vinimos con nuestras banderas a las iglesias”.

La Catedral de Valencia recibió a los fieles que pidieron por la libertad de Venezuela (Foto Dayrí Blanco)

Ellos cumplieron el recorrido completo. Comenzaron en la iglesia San José, y siguieron su camino en Las Siervas del Santísimo, capilla del colegio Betania, La Pastora, Santuario María Auxiliadora del colegio Don Bosco, San Francisco y la Catedral de Valencia.

En todas no eran los únicos exhibiendo el tricolor. Magaly Ortiz y su novio también lo lucieron. Ambos son jóvenes universitarios y se han mantenido en las calles protestando en contra del Gobierno de Nicolás Maduro. “Hoy seguimos manifestando nuestra inconformidad y venimos a los siete templos a pedir por Venezuela. No podemos seguir en esta situación de miseria e inseguridad”.

La iglesia Nuestra Señora de la Begoña se unió a la oración por una Venezuela mejor. (Foto Dayrí Blanco)

Visitar los siete templos el Viernes Santo es una de las más comunes tradiciones que se practica en toda América Latina y cuya explicación se debe a los siete recorridos que hizo el Señor Jesús desde el Jueves Santo hasta el Calvario, donde llegó tras pasar por el Cenáculo hasta el huerto de Getsemanía, donde oró y sudó sangre, ahí fue preso y llegó a la casa de Anás, donde fue interrogado y recibió una cruel bofetada; después fue a casa de Caifás, donde fue escupido y padeció graves injurias y dolores toda la noche; su cuarta parada fue la casa de Pilato, donde fue acusado por los judíos con muchos falsos testimonios; el siguiente punto fue el palacio del rey Herodes, donde fue escarnecido por él y toda su soldadesca; posteriormente fue de vuelta a casa de Pilato, donde fue azotado, coronado de espinas y escarnecido y condenado a muerte, al final lo llevaron al monte Calvario con la cruz a cuestas en la que fue clavado.

Iglesia Siervas del Santísimo Sacramento. (Foto Dayrí Blanco)

La intensa precipitación que cayó sobre la Gran Valencia durante toda la mañana no impidió que se cumpliera con la tradición. “Esta es una Semana Santa atípica. En lugar de sol hay lluvia. Y nosotros en lugar de solo pedir por nuestras familias lo hacemos por el país entero”, expresó Eugenia Bolívar, mientras se cubría con un suéter para evitar mojarse en su paso de la iglesia San Francisco a la Don Bosco. Ella también llevaba una bandera de Venezuela en su mano.

Ciudadanos se congregaron en iglesia San Francisco a la Don Bosco para pedir por un “país entero”. (Foto Dayrí Blanco)

La Catedral de Valencia fue el templo elegido por la mayoría de los fieles carabobeños para cerrar su recorrido. Ahí, a las 11:00 a.m. el presbítero Miguel Romero fue el encargado de oficiar la ceremonia de las Siete Palabras, un ejercicio que se hace frente a la imagen de Jesús crucificado al centro de la iglesia.

El tricolor venezolano acompañó a los jóvenes durante el recorrido a los siete templos. (Foto Dayrí Blanco)

Se trata de las palabras pronunciadas por Jesús antes de morir en la cruz. “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen”, es la primera reflexión que hacía Romero junto a los feligreses cuando un corte eléctrico inesperado interrumpió solo el sonido en las cornetas. La ceremonia no se detuvo. “Nosotros ante la adversidad debemos pedirle al Señor que nos dé fortaleza para perdonar. No permitamos que la actitud de venganza se anide en nuestros corazones”.

La predicación continuó con: “hoy estarás conmigo en el Paraíso”, “mujer, ahí tienes a tu hijo, ahí tienes a tu madre”, “Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has abandonado?”, “Tengo sed”, “Todo está cumplido”, “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”.

Cerca de mediodía la tradición fue interrupida por unos minutos en la iglesia San Antonio de Prebo. Un grupo de feligreses alzaron carteles con los rostros y nombres de personas fallecidas durante las protestas opositoras y de presos políticos. Oraron por ellos y sus familiares. “Por Venezuela libre celebramos hoy la Semana Santa”, dijo una de las participantes en la actividad hondeando una bandera.

(Foto Cortesía)



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.