Vista general de una protesta, este sábado, en Tegucigalpa (Honduras). Cientos de personas protestan este sábado en varias ciudades del país, donde hubo manifestaciones violentas y enfrentamiento con la Policía, en el tercer día del paro promovido por los médicos y maestros contra dos leyes que consideran lesivas, pese a los llamados del Gobierno al diálogo. Foto EFE

Honduras vivió este sábado un caos por el enfrentamiento entre policías y manifestantes, con varios lesionados e incendios de vehículos pesados, en el tercer día de paro promovido por los maestros y docentes en rechazo a unas leyes que consideran lesivas.

Los incidentes más violentos se registran en el departamento de Colón, en el Caribe de Honduras, donde los manifestantes han bloqueado carreteras y han quemado unos cinco contenedores y vehículos pesados, así como decenas de neumáticos.

Los actos de vandalismo ocurrieron cuando la Policía lanzó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

Un hombre, al parecer, resultó herido de bala, aunque la Policía ha reiterado que sus agentes solamente van provistos de bastones de madera, escudos y bombas lacrimógenas para disolver las protestas.

Otras tres personas resultaron lesionadas, ninguna de gravedad, por los gases lacrimógenos lanzados por los policías, según el Cuerpo de Bomberos de Honduras.

Cientos de personas salieron hoy a las calles de las principales ciudades del país en protesta contra dos leyes que consideran lesivas, pese a los llamados que ha hecho el Gobierno que preside Juan Orlando Hernández a los maestros y médicos a dialogar.

En el departamento de Choluteca, en el sur del país, también se registran protestas violentas, donde los manifestantes han colocado piedras, palos y otros objetos para hacer una especie de barricada en una de las principales carreteras.

En las protestas, que iniciaron el jueves, participan maestros y médicos, así como estudiantes de secundaria y universitarios y activistas de partidos oposición, que exigen la derogación de dos leyes orientadas a la transformación de las áreas de salud y educación.

Sin embargo, los médicos y docentes aseguran que el objetivo de los decretos es la privatización de los servicios de educación y salud, así como el despido masivo de empleados de esas áreas.

En Tegucigalpa, la protesta de los maestros y médicos ha transcurrido sin incidentes en el Bulevar de Suyapa, en el oriente de la capital.

Un grupo de manifestantes se apostó frente al Juzgado de Letras, en Tegucigalpa, donde se celebraba una audiencia de declaración de imputado contra un hombre detenido el viernes por su presunta participación en la quema de neumáticos en la entrada principal de la Embajada de Estados Unidos en Honduras.

El juez que conoce la causa contra el hondureño Rommel Valdemar Herrera Portillo, de 22 años, dictó su detención judicial por el delito de “incendio agravado y daños” a la Embajada, afirmó a periodistas la portavoz del Juzgado de Letras, Bárbara Castillo.

El paro de los maestros y médicos cumple hoy su tercer día pese a que el Gobierno hondureño aprobó el miércoles un decreto que establece que las iniciativas de ley “no contienen autorización o facultad alguna para privatizar o hacer despidos masivos en los sistemas de educación y la salud” y al reiterado llamado al diálogo.

Los directivos de los maestros y el Colegio Médico de Honduras rechazaron hoy nuevamente sentarse a la mesa de diálogo con el Gobierno mientras no se deroguen las dos iniciativas de ley.

La delegación del Gobierno esperaba hoy, por segundo día, que los maestros se incorporarán a la mesa de diálogo en un intento por desactivar la crisis.

Las protestas mantienen paralizadas las labores en las escuelas y colegios públicos en las principales ciudades del país, así como en varios hospitales.

Centenares de personas simpatizantes del Partido Nacional (en el poder) marcharon hoy en la capital para pedir a los maestros y médicos que retornen a sus labores y que participen en el diálogo con el Gobierno.

Enfundados en camisa blanca, los manifestantes recorrieron un bulevar hasta llegar a inmediaciones de la sede del Colegio Médico, a pocos metros de la Casa Presidencial. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.