Trapichito
(Foto Angel Chacón)
COMPARTE

La tormenta Bret tocó las costas venezolanas la noche del domingo 18 de junio y sus vientos torrenciales azotaron algunas regiones como Nueva Esparta y Sucre. Carabobo no se salvó de las fuertes lluvias que anegaron importantes avenidas del estado este martes. Algunas comunidades quedaron parcialmente sumergidas entre las aguas y la basura que corre por las quebradas, en ese momento desbordadas. Ese fue el caso de Trapichito.

Lea también: 200 personas afectadas en Trapichito por las lluvias

Desde las 5:30 p.m. vecinos del sector reportaban con preocupación que las lluvias traerían de nuevo un escenario habitual para los habitantes de esa urbanización. Cesar Heredia es uno de ellos. Está postrado en una silla de ruedas, pero eso no le impide recorrer las calles de su comunidad como miembro de Primero Justicia en Miguel Peña.

Desde 2012 hasta la actualidad Trapichito ha sufrido cerca de 13 inundaciones producto del desbordamiento del la quebrada de Caño de la Yuca, la cual atraviesa toda la zona y que hace dos semanas había sido limpiada por una cuadrilla de la Alcaldía de Valencia, hecho que evitó que la situación fuese peor. Sin embargo la gran cantidad de agua que cayó aquella tarde provocó que los restos de basura que quedaban en el canal obstruyeran el paso y se repitiera el desastre.

Heredia tuvo que quitarse de la silla de ruedas y sentarse en una mesa para evitar que el agua lo afectara

Heredia tuvo que quitarse de la silla de ruedas y sentarse en una mesa para evitar que el agua lo afectara. Vive con su madre que supera los 60 años y están cansados de tener que soportar año tras año el mismo escenario. Considera que las gestiones gubernamentales no son las adecuadas, está cansado de ver a políticos y miembros de la Alcaldía de Valencia y de la Gobernación sólo cuando ocurre un desastre “Toman fotos, hablan con nosotros y luego se van para no volver”. 

En Trapichito hay aproximadamente 600 casas y cerca de 1500 personas viven en el lugar. Heredia no aprueba que los miembros de Protección Civil excluyan a algunas casas en la lista de daños, porque a su juicio cada hogar al que le entró agua sufrió daños considerables y eso debe ser tomado en cuenta.

Cerca de las 10:00 p.m. del martes el nivel de agua había bajado lo suficiente como para poder salir de las casas, muchas de las cuales tienen muros de 50 centímetros como precaución para evitar que el agua se meta, pero de igual modo entra por los desagües y pocetas. La mayoría de las viviendas quedó anegada. En las paredes se marcaba el rastro, eran 40 centímetros.

La silla de ruedas de Heredia esta llena de lodo seco y las marcas de su medio de transporte quedan en el pantano aún húmedo.  Los vecinos con cepillos y escobas intentaban dejar las calles limpias, porque ya no llegan los camiones cisternas a lavar como antes, exclama una mujer que se asoma por la ventana.

Ecosocialismo y Aguas

Las casas no respetan el margen de distancia con respecto al río

El director regional del Ministerio de Ecosocialismo y Aguas, Lucas Fernández, estaba en el sitio como parte de un plan de evaluación para captar problemas y situaciones de riesgo. En el análisis, el representante de Minea destaca que hay normas que no se cumplen en la comunidad. Las casas no respetan el margen de distancia con respecto al río. El límite mínimo es de 25 metros y algunas no llegan ni a seis metros.

Fernández destacó que según los datos que maneja Protección Civil, al menos 240 viviendas fueron afectadas, sin embargo hay algunas condiciones que deben ser tomadas en cuenta para fragmentar esta cifra, como es el tipo de daños producto de la entrada y salida del agua.

En Carabobo

En otras partes de la región carabobeña también hubo daños producto de las torrenciales lluvias. Fue el caso de la urbanización El Parral al norte de Valencia, en donde un árbol cayó sobre un vehículo, accidente que afortunadamente no tuvo mayores consecuencias. En Los Guayos la carretera nacional se vio afectada, mientras que en Puerto Cabello una casa sufrió fuertes daños en la zona de Gañango, muy cercana de la costa, amplió el director de Minea Carabobo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.