Presidente del Sindicato Único de Transportes, Adolfo Alfonzo. (Foto: archivo)

El servicio de transporte público en Carabobo se declara en crisis ante la dificultad de generar ingresos, por la cuarentena que se impone a través del 7+7, recalcó el presidente del Sindicato Único de Transportes, Adolfo Alfonzo.

El sindicalista sostiene que ante la extensión del estado de alarma decretado por el Gobierno nacional, dado el aumento de la curva de contagios del coronavirus, los transportistas siguen sumados a los demás sectores productivos que se mantienen en receso obligatorio.

Alfonzo señaló que esta semana inicia una nueva fase del plan 7+7. “Tenemos entendido que se reforzarán las barricadas y habrá mayores medidas, por lo que hacemos un llamado a las personas a que cumplan con lo establecido por las normas sanitarias, de aislamiento y respeto a la cuarentena, para evitar la propagación del COVID-19, que a la fecha ha causado la muerte de dos personas en los municipios Libertador y Diego Ibarra de Carabobo”.

Subsidio para los transportistas

Acerca de la solicitud hecha por los transportistas al Gobierno nacional desde hace más de 130 días, cuando se les impidió ejercer sus labores, Adolfo Alfonzo indicó que pidieron estudiar la posibilidad de otorgar al gremio un subsidio de 5 millones de bolívares para el dueño de la unidad; 3 millones de bolívares al operador y 2 millones al colector, pero aún no hay respuesta.

Más de 20 mil hogares pasando necesidades

El presidente del sindicato, tras subrayar lo grave de la situación económica del gremio, explicó que en el caso de las rutas interurbanas, más de 20 mil familias están pasando necesidades en sus hogares, ya que no pueden llevar el sustento a sus casas. “Hay que tomar en consideración que en este país se vive del día a día y los transportistas son como un trabajador de la economía informal, si no trabaja no come”.

Hace más de tres meses los terminales están cerrados y los transportistas sin ingresos.“En las rutas urbanas tampoco es rentable, porque la producción está sumamente baja, por lo que tenemos grandes pérdidas”.

Transportista a borde de la quiebra

Un transportista antes de la cuarentena cargaba entre 600 a 700 pasajeros por unidad diario, y ahora con la cuarentena bajó la demanda un 50%, aseveró.

El representante del gremio de transportistas advirtió que esto genera además grandes pérdidas para mantener las unidades en buen estado, porque los costos son muy altos y el dólar sube todos los días. En fechas anteriores estaba en 70 bolívares y ahora se ha triplicado el precio, igual pasa con los costos de todo, por lo que estamos al borde de la quiebra”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.