presos Con traslado de 57 reclusos culminó motín en el Penal de Tocuyito
/ Foto: Cortesía

Con el traslado de al menos 57 reclusos a cárceles de otras regiones del país llegó a su fin el motín registrado desde la noche del viernes 1 de enero en el Centro de Formación del Hombre Nuevo El Libertador, uno de los núcleos que componen el Centro Penitenciario de Tocuyito.

Según consta en una lista entregada a familiares de la que la web de Caraota Digital hace mención, se confirmó que llevaron desde Carabobo, en autobuses de la Guardia Nacional, a unos 29 reos a Barinas, siete a Mérida y 21 a Táchira. Por los momentos, se desconoce si se ejecutarán más traslados.

De acuerdo con el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), la protesta que involucró a unos 160 presos estalló luego de que mil 500 pollos llegaran recientemente al lugar y resultaran revendidos en cinco millones de bolívares por unidad. Lo mismo ocurrió con la harina de maíz, revendida hasta en un millón 500 mil por custodios y algunos presos con privilegios, en complicidad con los reclusos encargados de cocinar los alimentos, los llamados “rancheros”, en el área de la cocina.

Los manifestantes alegaban que estos hechos atentan contra sus derechos humanos, y merman la economía de sus mismos familiares que se ven forzados a pagar cuantiosas cantidades de dinero por pago móvil para ayudar a sus seres queridos.

Muriendo de hambre

Los presos subieron a la azotea a quemar colchones y otros objetos, mientras que en la puerta principal del penal se concentraban los familiares que viven en el mismo estado, quienes relataban como el 31 de diciembre los presos vieron a los “rancheros” comiendo y bebiendo a sus anchas, mientras a ellos recibían sólo “dos dedos de agua de arroz”.

Tras denunciar el caso ante el Observatorio Venezolano de Prisuiones (OVP), hicieron un llamado a la Organización de Naciones Unidas (ONU) para que atiendan la situación. “Estamos pasando hambre a diario, nos estamos muriendo de hambre”.

Trascendió que hay presos que no han podido sumarse a la protesta porque su condición de salud no se los permite. De hecho, la OVP señala que hay reos del Centro de Formación del Hombre Nuevo “El Libertador” que han bajado hasta 40 kilos de peso en pocos meses por la falta de alimentos, ante la mirada indiferente del Estado.

La ingesta diaria se basa en agua con pocos granos de arroz o pasta, mientras que los últimos días solo les dieron agua de arroz o bollos de harina de maíz. Además, las raciones se sirven entre la 1:00 y las 4:00 de la madrugada, por lo que los reos permanecen largas horas sin probar bocado.

Con información de Caraota Digital.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.