Guerrilla colombiana en Venezuela

La diputada de Asamblea Nacional electa en 2015, María G Hernández, rechazó el enfrentamiento armado entre la organización criminal llamada “El Sindicato de Barrancas” y guerrilla colombiana en Barrancas del Orinoco, estado Monagas por el control del río Orinoco para la ruta del narcotráfico y el contrabando.

Hernández aseguró que Nicolás Maduro es responsable de que hechos como este sucedan en todo el territorio nacional ya que el Estado mantiene convenios ilegales con grupos irregulares.

Es evidente que el Estado Venezolano, con sus usurpadas y corrompidas instituciones, ha permitido, consentido, negociado y amparado la anarquía en la zona, a costa de la familia Monaguense”, sentenció Hernández.

La población de Barrancas del Orinoco vive en un hilo de angustia y desasosiego ya que además de ser controlados por una banda armada que algunos llaman “criollos”, también deben estar en medio de enfrentamientos continuos con la guerrilla colombiana, la cual lucha por apoderarse del territorio.

“Droga, personas, minerales y gasolina de contrabando llegan a ese punto de Barrancas regulada, para luego ser vendidas ilegalmente a precios internacionales”, acotó.

Hernández hizo un llamado a las organizaciones internacionales y a las naciones del mundo a poner la mirada sobre la situación que padece Venezuela respecto a la expansión del crimen organizado internacional.

Asimismo, exigió que se le garantice protección a la población civil del Municipio Sotillo, estado Monagas.

Con información del CCN




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.