(Foto Andrés Galindo)

Valencianos sortean diariamente las fallas en el suministro de la gasolina. Largas colas para llenar el tanque de los vehículos se visualizan en algunas estaciones de la ciudad, lo que se ha convertido en una verdadera odisea, según señalaron algunos conductores.

A veces se consigue la de 91 octanos, en otras, sólo de 95 octanos mientras que en muchas oportunidades, no hay de ninguna de las dos, comentó uno de los usuarios mientras esperaba para abastecer de combustible su carro.

El conductor señaló que recorrió al menos tres estaciones sin tener suerte, hasta que encontró la bomba de La Ceiba en la avenida Bolívar, donde lo esperaba una fila kilométrica.

La situación que se genera con cierta frecuencia, ha generado otras problemáticas como el robo, como fue el caso de otro conductor, quien fue víctima del hurto de sus pertenencias cuando se encontraba en una cola para llenar su tanque.

Este recuerda ese día casi a la perfección. Eran las 6:00 p.m., y ya había recorrido varias estaciones cuando de repente vio una abierta sin imaginarse lo que le esperaba minutos después.

Los delincuentes lo despojaron con pistola en mano de su teléfono celular que aún no ha podido reponer por el alto precio de los dispositivos móviles. “Esto es un infierno, un país petrolero sin gasolina en donde te expones a que te roben”, dijo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.