A través de un comunicado, Venezuela denunció que grupos armados irregulares, que asegura provienen de Colombia y a los que acusó de ataques contra instalaciones del Estado, han sembrado minas antipersonales en el estado de Apure. EFE

El Gobierno de Venezuela anunció este miércoles que pedirá la ayuda de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para desactivar minas antipersonales en la occidental región de Apure, fronteriza con Colombia, donde el pasado domingo la Fuerza Armada venezolana sostuvo combates con grupos armados irregulares.

A través de un comunicado, Venezuela denunció que estos grupos armados, que asegura provienen de Colombia y a los que acusó de ataques contra instalaciones del Estado, han sembrado minas antipersonales en el estado de Apure, por cuanto solicitará ayuda de la ONU para una operación de desminado, sin ofrecer mayores detalles.

Ayer, la Fuerza Armada de Venezuela (FANB) informó que se enfrentó el domingo con grupos armados irregulares colombianos en La Victoria, una pequeña zona agrícola de menos de 130.000 habitantes del estado de Apure, que se saldó con dos militares venezolanos muertos.

En un comunicado, la institución castrense explicó que “como resultado de estos encuentros fue neutralizado uno de los cabecillas conocido como alias El Nando.

La nota no precisó si El Nando, miembro del grupo irregular colombiano, también resultó muerto o, únicamente, fue detenido y puesto a disposición judicial, ya que la FANB acostumbra a usar el verbo neutralizar de manera ambigua.

Tras la refriega, señaló el escrito, las autoridades venezolanas capturaron a otras 32 personas, si bien no se conocen sus identidades o nacionalidades, destruyó seis campamentos en la zona y decomisó una cantidad hasta ahora indeterminada de armamento, municiones, explosivos, pertrechos de guerra, vehículos y drogas.

La ONG local Fundaredes dijo el lunes que los combates dejaron cientos de venezolanos desplazados que huyeron a la ciudad colombiana de Arauquita, que forma parte del departamento de Arauca, fronterizo con el estado de Apure.

Por su parte, el líder opositor venezolano Juan Guaidó, a quien varios países reconocen como presidente interino, culpó al mandatario Nicolás Maduro por la violencia en la zona fronteriza y elevó a 3.100 los desplazados por la refriega.

Además, el opositor aseveró, en una serie de mensajes publicados en Twitter, que el Gobierno de Maduro ha hecho de Venezuela “un santuario para grupos irregulares armados que actúan ante la mirada cómplice de parte de la Fuerza Armada”, aunque no ofreció pruebas de estos señalamientos.

Guaidó acompañó su denuncia de un vídeo difundido en las redes sociales y que el medio El Pitazo, al que mencionó el opositor, identifica con imágenes de una sede aduanera subalterna en Apure que fue destruida con explosivos por las disidencias de las FARC. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.