COMPARTE

El virus del sida (VIH) se propaga rápidamente en una apartada comunidad indígena del este de Venezuela, especialmente por la falta de tratamientos, revelaron este lunes investigadores.

“Se observa una prevalencia del 10%, es decir, 10 de cada 100 individuos están infectados. El VIH progresa muy rápidamente”, dijo Flor Pujol durante un foro en Caracas organizado por Amnistía Internacional para abordar la crisis sanitaria en el país.

Se trata de la etnia warao, asentada en el estado Delta Amacuro, señaló la especialista del laboratorio de Virología molecular del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC).

Según el censo de 2011, los warao tenían entonces unos 50.000 integrantes, lo que los convertía en la segunda tribu más numerosa de Venezuela después de los wayuu, que habitan en la Guajira colombo-venezolana.

La situación está teniendo consecuencias devastadoras, sostuvo la viróloga, quien anotó que los pacientes diagnosticados se han complicado por la carencia de antirretrovirales.

Venezuela enfrenta una escasez de medicinas que alcanza 95% en pacientes crónicos, según la Federación Farmacéutica, en medio de una profunda crisis económica.

A juicio de la investigadora, el VIH en la comunidad aborigen está “en un nivel comparado al de África al principio de la epidemia”. El continente llegó a concentrar un 70% de las muertes por la pandemia.

La tuberculosis, otro de los males que golpea a la etnia, favorece la “agresividad” de la cepa de VIH detectada allí, agregó.

“Los warao tienen la mayor incidencia de tuberculosis en Venezuela y esta mezcla es particularmente nociva y dañina y hace que el sida progrese más rápidamente”, advirtió.

En esa población el sida se desarrolla de cinco a siete años después del contagio. “Cada nueve meses se duplica el número de infectados”, alertó Pujol, que habló en nombre del equipo investigador.

Los primeros casos entre los warao fueron detectados en 2007 por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). Para 2011 había 37 diagnosticados, 21 fallecieron, y el resto nunca fue encontrado por personal médico, según Pujol.

Los expertos del IVIC estiman que el VIH fue introducido a principios de este siglo en esa comunidad, que habita en las márgenes del río Orinoco, uno de los más caudalosos de Sudamérica.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.