Giancarlo Stanton y Gary Sánchez fueron dos de los bombarderos neoyorquinos ante Tampa Bay./Foto: AFP

El jardinero de origen puertorriqueño Giancarlo Stanton se olvidó de los abucheos que recibió la pasada noche y hoy los convirtió en una gran ovación cuando pegó su primer cuadrangular en el Yankee Stadium ante los seguidores de los Bombarderos del Bronx que se impusieron por 7-2 a los Rays de Tampa Bay.

Stanton pegó bambinazo para tomar la ventaja en la primera entrada que cambió la historia del partido y dio a los Yanquis la victoria con la que completaron la barrida de 2-0.

El toletero de los Yanquis cazó un slider que se quedó alto del abridor Blake Snell (0-1) y depositó la pelota a 458 pies del plato por el jardín izquierdo a 117,9 millas por hora (190 kilómetros por hora).

Un cuadrangular de dos carreras que ha sido el más veloz en Grandes Ligas en la joven temporada.

Stanton que llegó traspasado por los Marlins de Miami el pasado diciembre, el líder jonronero en Grandes Ligas fue abucheado el día previo al poncharse cinco veces, la marca más alta en su carrera, en el primer juego de la campaña en el Yankee Stadium.

El jardinero Aaron Judge y el receptor dominicano Gary Sánchez también pegaron jonrones de dos carreras y los “Bombarderos del Bronx” le hicieron honor a su sobrenombre.

Judge se voló la barda ante el relevista Matt Andriese, quien también le permitió un cuadrangular a Judge en su primer turno al bate en Grandes Ligas en agosto de 2016.

El bambinazo de Sánchez puso fin a una racha de 17-0 que había tenido desde que comenzó la nueva temporada.

Stanton (59), Judge (52) y Sánchez (33) se combinaron para conectar 144 cuadrangulares la campaña anterior.

El bateo latino de los Yanquis estuvo presente con Sánchez que se fue de 4-1 con dos producidas y una anotada y el venezolano y el segunda base venezolano Ronald Torreyes tuvo de 3-1 con una impulsada y una anotada.

De nuevo, en el montículo, el abridor dominicano Luis Severino (2-0) permitió dos carreras y cinco imparables con siete ponches en siete entradas y un tercio, la apertura más larga para los Yanquis esta campaña.

Los Yanquis pusieron su marca en 4-2 bajo la tutela del nuevo piloto, el también novato Aaron Boone y ganó su undécima serie consecutiva en casa ante los Rays.

Tampa Bay ha perdido cinco juegos en fila desde que derrotó a los Medias Rojas de Boston el día inaugural y sufre de su peor inicio desde 2011.

Por los Yanquis, Ronald Torreyes de 3-1 con anotada y remolcada.

Por Rays, Wilson Ramos de 4-0 y José Alvarado lanzó una entrada en blanco con un ponche.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.