Muchos vecinos no han podido cocinar estas navidades por la falta de gas
COMPARTE

La escasez de gas natural en Valencia parece acrecentarse con el tiempo y se extiende por todo el país, mientras, el presidente Nicolás Maduro firma tratados bilaterales con Trinidad y Tobago para enviarles el insumo, la zona norte de la capital carabobeña sufre, paralizando comercios y dejando cocinas inservibles por la falta del combustible.

Raquel Pantoja, es ama de casa, vive en la Urbanización Prebo, en un edificio de la zona y afirma que desde hace más de dos meses se encuentra sin gas, por lo que cocinar se ha vuelto una tortura, lo que la obligó a comprar una cocina eléctrica portátil de dos hornillas, para poder suplir la ausencia del insumo.

El costo de una cocina eléctrica se sitúa entre los 38 mil bolívares y 50 mil, el precio varía según la marca a escoger. Este es el costo que muchos vecinos de la zona han tenido que pagar debido a las pocas respuestas que Pentagas ha dado.

Pantoja afirmó que no era la primera vez que se le iba el gas, en otras oportunidades el servicio se esfumaba por una semana, máximo dos, pero en esta oportunidad el tiempo se ha vuelto indefinido, lo que ocasionó que no pudiera preparar las hallacas y el pernil navideño, como en otras oportunidades había hecho.

En muchas oportunidades los vecinos de diferentes zonas de Valencia Norte (Prebo, Parral, Agua Blanca) han acudido a las oficinas de Pentagas ubicadas en el C.C Siglo 21 a reclamar por la falta de servicio, ante su queja la empresa informó que muchos edificios tenían deudas acumuladas por un reajuste en los precios, el cual no les había sido notificado y por eso los recortes.

La mayoría de los vecinos hizo el pago correspondiente, explicó la ama de casa, sin embargo los camiones distribuidores siguen sin llegar “Desde un principio supe que estas navidades las pasaría sin gas, esta situación me tiene mal. Se olvidaron de nosotros”

Mafia gasífera

Los distribuidores de gas han aprovechado la difícil situación para tener una entrada extra de dinero, afirmó la conserje de un edificio ubicado en la urbanización en El Parral. Esto debido a unas tarifas que los conductores han establecido para la distribución del servicio. “Hace tres meses cobraban 5 mil bolívares, en diciembre han pasado a 25 y hasta 30” informó la empleada.

Las juntas de condominio se han organizado para poder obtener gas sin importar el costo que tengan que pagar, muchos prefieren pagar la tarifa que exigen los conductores a no tener con que cocinar los alimentos.

Los vecinos desconocen si ese dinero fue enviado a Pentagas o si es parte de una mafia que están haciendo los distribuidores para ganar más dinero. “Los conductores establecen los precios sin contemplación y en muchos casos se niegan a distribuir el gas como por placer” agregó Catiusca, nombre falso que la conserje decidió utilizar para evitar represalias.

En otras oportunidades los condominios residenciales han acudido a la Super Intendencia para los Derechos Socio Económicos (Sundde) ha presentar su denuncia contra Pentagas, la única empresa de gas en manos de la empresa privada, pero las sanciones siguen sin verse reflejadas. En los últimos días del mes, las oficinas han estado cerradas y muestran un cartel en el que avisan que se reintegrarán en la segunda semana de enero, por lo que los vecinos continuarían a la espera de llenar sus bombonas de gas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.