(Foto Andrés Galindo)
COMPARTE

Al ritmo de gaitas, miles de pétalos de rosas y el ondear de pañuelos azules y blancos, feligreses y devotos de la virgen María en su advocación de la Chiquinquirá, celebraron este viernes 18 de noviembre, en la iglesia San Antonio de Padua en Prebo de Valencia, 307 años de su llegada a tierras zulianas y 74 de su canonización por el papa Benedicto XV.

Por décimo año consecutivo, la comunidad zuliana radicada en esta tierra del Cabriales protagonizó una extraordinaria demostración de fervor hacia Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, la cual desde tempranas horas de la tarde se dio cita en este templo, para ser testigos del amor que profesan a su excelsa patrona.

La misa solemne fue oficiada por Monseñor José Jiménez, presidente de Hogares Crea de Venezuela, quien recalcó que se trata de una ocasión única para agradecer la presencia maternal de la virgen Chinita, la cual manifiesta la cercanía de María Santísima al pueblo venezolano.

Monseñor Jiménez refirió que por eso cada advocación de la virgen María tiene una característica propia. “Y hoy nos sentimos muy contentos porque ella ha querido compartir con sus hijos los momentos difíciles y alegres, así como los proyectos que cada uno de nosotros llevamos en el corazón”.

Al tiempo que hizo votos porque esta celebración de la virgen Morena, sea propicia para que todos seamos más solidarios, como ella siempre lo fue con sus hermanos, en estos momentos difíciles que está atravesando Venezuela. “Y que la santísima madre de Dios nos ayude a ser constructores de diálogos de paz, venciendo la indiferencia, derribando los muros, y sobre todo construyendo puentes para encontrarnos como hermanos, amigos e hijos de un mismo padre”.

El ministerio de música estuvo a cargo de Los Chiquinquireños de Valencia, integrado por miembros de la Coral Filarmónica de Carabobo Federico Núñez Corona y de la agrupación gaitera Viva Gaita, bajo la dirección de Carolina Escalona, quien informó que este año el repertorio de la misa corresponde al profesor Carlos Guevara, con adaptación al ritmo de danza y danzón, además de las gaitas Una luz en el camino, la bajada de la virgen, la elegida, Himno de Nuestra Señora de Chiquinquirá y Venite pa´ Maracaibo.

Al concluir el sacrificio de fe mariana, los presentes pudieron disfrutar de la tradicional feria de comidas, dulces y artesanías zulianas, al son de las gaitas interpretadas por las agrupaciones Viva Gaita y Sol Marabino.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.