COMPARTE

Juegos Olímpicos de Atenas. Conocidos oficialmente como Juegos de la I Olimpiada, se celebraron en Atenas, Grecia, del 6 al 15 de abril de 1896, abrieron el ciclo de los tiempos modernos, técnicamente existieron lagunas, pero el calor popular y el entusiasmo que despertó el acontecimiento sirvió para corregir los errores y unir a los pueblos. El barón Pierre de Coubertin es reconocido como el padre de este evento.

Antecedentes

Durante el Siglo XVIII, varios festivales deportivos a pequeña escala a lo largo de Europa se denominaron Juegos Olímpicos Antiguos. El barón Pierre de Coubertin tuvo la idea de revivir los antiguos Juegos Olímpicos, pero en forma de un evento multideportivo e internacional. Los antiguos juegos fueron en cierto modo internacionales, pues varias polis y colonias griegas tuvieron representación, pero sólo se les permitió participar a los hombres libres de origen griego. Pierre se inspiró en los juegos organizados por el hombre de negocios Evangelios Zappas en Grecia.

El 18 de junio de 1894, Coubertin organizó un congreso en la Universidad de la Sorbona, en París, para presentar sus planes a los representantes de sociedades deportivas de once países. Después de la aprobación de la idea por parte del congreso, comenzó la elección de una fecha y un lugar, sugiriéndose que los juegos se desarrollaran en 1900, coincidiendo con la Exposición Universal de París, pero como una espera de seis años podía hacer disminuir el interés del público, los miembros del congreso optaron por llevar a cabo los Juegos inaugurales en 1896.

El proceso de elección de la sede es todavía un misterio debido a las versiones contradictorias que existen. El 23 de junio de 1894 Demetrius Vikelas propuso oficialmente Atenas y como Grecia fue el lugar donde nacieron los Juegos Olímpicos, la propuesta fue aprobada unánimemente. Vikelas además fue elegido presidente del recién creado Comité Olímpico Internacional.

La organización de los juegos

La noticia de que los Juegos Olímpicos iban a regresar a Grecia fue recibida favorablemente por el público, los medios y la familia real griega. Según Coubertin, “El príncipe heredero Constantino recibió con gran agrado que los juegos se inaugurasen en Atenas“.

Sin embargo, Grecia tenía problemas financieros y había mucha inestabilidad política. El puesto de Primer Ministro había sido alternado entre Charilaos Trikoupis y Theodoros Deligiannis frecuentemente en los últimos años del Siglo XIX. Debido a esta inestabilidad política y económica, tanto el primer ministro Trikoupis como Stephanos Dragumis creían que Grecia no podría realizar el evento. A finales de 1894, el comité organizador presentó un informe que afirmaba que el costo sería tres veces mayor a lo estimado originalmente por Coubertin, concluyendo que los juegos no se realizarían. El costo total de los Juegos era de 3.740.000 dracmas (aproximadamente 448.000 dólares estadounidenses).

Con la perspectiva de revivir las Olimpiadas muy en duda, Coubertin y Vikelas iniciaron una campaña para mantener el Movimiento Olímpico con vida, los esfuerzos de estos hombres culminaron el 7 de enero de 1894, cuando Vikelas anunció que el príncipe Constantino asumiría la presidencia del Comité Organizador.

A petición del príncipe heredero Constantino, el hombre de negocios griego George Averoff accedió a pagar la restauración del Panathinaiko, donando cerca de un millón de dracmas para este proyecto. Como tributo por su generosidad fue construida una estatua de Averoff, presentada el 5 de abril de 1896 en las afueras del estadio, la cual existe actualmente.

El ciclo de realización de los Juegos Olímpicos es cada 4 años, desde su inauguración se han mantenido como símbolo de unión entre los pueblos, sólo las grandes guerras del Siglo XX han impedido la realización de los mismos, Grecia tuvo la sede de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.