Desoladas amanecieron las calles de Valencia, esta Navidad. (Foto: Angel Chacón)

Calles desoladas, sin adornos de Navidad. Desde el norte al sur de Valencia y municipios aledaños, el día de Navidad amaneció como un domingo cualquiera: poca afluencia vehicular, centros comerciales cerrados y pocas personas por las calles. La austeridad se apropió de la temporada decembrina.

A pocos días de finalizar el 2017, hay quienes refieren que estas navidades han sido de las pocas festejadas. El costo de la vida, la alta inflación y la poca disponibilidad de efectivo, hacen peso en los bolsillos de los venezolanos. Con una inflación acumulada del 1.369%, los economistas proyectan que al cierre se elevará al 2 mil y 2.100 por ciento.

La mayoría de las personas, prefirió acostarse temprano, la noche del 24. Y esta mañana y medida que pasa el día, son muy pocas las personas que se observan, apenas las que se dirigían hacia sus trabajos, o alguno que otro indigente.

Otro particular detalle, es que este año las calles amanecieron despejadas de basura; al contrario de otros tiempos en que no se podía pasar por las vías porque solían estar repletas de desperdicios. “Y no es que la gente no generó basura por conciencia, sino que no hay con qué”, expresó Giuseppe Rojas.

Cuadrillas de la alcaldía de operación limpieza en Naguanagua. (Foto: Angel Chacón)

Por algunas vías, había cuadrillas de limpieza, a lo largo de la avenida Universidad de Naguanagua y por avenidas principales de Valencia, sobre todo, por la zona norte.

Y llamó la atención de la zona sur, en que si observó mayor afluencia de personas en la vialidad, pero que se consiguieron con la falta de transporte. Prácticamente nulo el transporte público. Al menos, el metro si abrió sus puertas y permanecerá abierto hasta las seis de tarde.

En una parada de pasajeros, frente al Rectorado, esta mañana no fue diferente. Siempre luce abarrotada de usuarios de transporte, y esta vez se observó movimientos de pasajeros, en su mayoría, obreros. Más de uno llegó a decir que trabajaría lo más rápido posible, para llegar hoy temprano a casa, ante la escasez de unidades.

Un ambiente medio “grinch”; “nos acabaron con la Navidad”, “la gente se acostó temprano”, “cómo nos cambiaron la vida”, son las frases frecuentes en la colectividad. Aún así, hay un sector que no se amilana y como todos los días, caminan con determinación esperanzados en un mejor porvenir.

 

Valencia amaneció con poco transporte público. Un aspecto de la avenida Bolívar Norte. (foto: Angel Chacón)

 

Comercios y establecimientos comerciales cerrados

Este 25 de diciembre coincidió en que es lunes, y algunos tenían la apreciación de un domingo. Los comercios y centros comerciales no abrieron, solo La Granja, en el área de comida.

Tampoco algunas gasolineras, como la estación Cabriales y la de Mañongo. Mientras abiertas, la de Santa Ana, La Ceiba, Guaparo y Bohío. Todas solo expenden gasolina de 91 octanos.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.