(Foto AFP)

Las lluvias torrenciales que caen desde hace varios días en el sur y oeste de Japón dejaron al menos 30 muertos, según las autoridades, que ordenaron el sábado la evacuación de casi dos millones de personas mientras el canal público menciona un balance mayor de víctimas.

El canal público NHK dio un reporte de 49 muertos y 48 desaparecidos hasta el anochecer el sábado. Otros medios locales también tienen informes con números similares de víctimas.

Además de las lluvias, un sismo de magnitud 5,9 el sábado por la noche sacudió la región de Kanto (este de Japón) y se sintió en Tokio, pero sin advertencia de riesgo de tsunami, según la agencia de meteorología japonesa.

Las lluvias causaron crecidas excepcionales, deslizamientos de tierra e inundaciones, dejando atrapados a numerosos habitantes, a pesar de las órdenes de evacuación de las autoridades locales para 1,9 millones de personas, según informaron las autoridades.

Los medios locales anuncian que el balance de víctimas podría ser mucho mayor por estas precipitaciones récord registradas en varias regiones (Hiroshima, Kioto, Okayama, etc.).

La prefectura de Hiroshima cuenta con el mayor número de muertos, 23 en total según NHK, aunque las provincias de Aishi y Okayama también se vieron duramente afectadas.

“Nosotros estamos esperando que el número de víctimas aumente porque solo hemos recibido una parte de las informaciones”, indicó a la AFP un responsable de la sección de gestión de desastres de la prefectura de Ehime, otra entidad preocupada por el balance final de estas lluvias.

Unos 48.000 integrantes de los equipos de bomberos, de la policía y de las Fuerzas de Autodefensa (nombre del ejército japonés) fueron desplegados en las zonas afectadas pero afrontan grandes dificultades por los problemas de acceso en algunos lugares de zonas de campos.

El primer ministro Shinzo Abe calificó la situación de “extremadamente grave” y ordenó el despliegue de todos los medios posibles para salvar vidas.

El servicio de meteorología situó en alerta máxima varias regiones, advirtiendo que había grandes riesgos de daños más importantes.

Los equipos de emergencia por su parte intentaban salvar a vecinos refugiados en los tejados de sus casas.

“Se impone la máxima vigilancia”, no cesaban de repetir los servicios meteorológicos, mientras que el gobierno puso en marcha una célula de crisis.

– Lluvias récord –

Las lluvias superaron un metro en 72 horas en varias regiones. La agencia de meteorología estimó que niveles como éstos no se habían alcanzado en varias décadas y calificó estas lluvias de “terribles” advirtiendo que se extenderán hasta el domingo.

Japón suele ser afectado por importantes frentes de lluvia además de tifones, muchas veces mortíferos, que golpean durante el verano.

Tras los deslizamientos de tierra, numerosas casas se derrumbaron, carreteras y puentes quedaron destrozados y barrios enteros inundados.

Muchos de los residentes atrapados en sus casas enviaban mensajes a través de Twitter pidiendo ayuda.

“Los niños no pueden subir al techo. La temperatura de mi cuerpo bajó. Rescátennos rápido. Ayuda”, pidió una mujer en Kurashiki, al publicar una foto de habitación medio inundada y describiendo que el agua ya estaba entrando al segundo piso de su casa.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.