Gremio debió sortear los penales para seguir adelante con la defensa de su título de campeón de la Libertadores/Foto: EFE

Atlético Tucumán y el Gremio, defensor del título, avanzaron a cuartos de final de la Copa Libertadores de América-2018 en una noche de martes con polémica y el drama de los penales incluidos.

El Atlético Tucumán logró en Medellín clasificarse por primera vez en su historia a cuartos de final de la Libertadores, donde resistió heroicamente los embates del Atlético Nacional local y pese a perder 1-0 se metió entre los ocho mejores del torneo.

El equipo de Ricardo Zielinski, aunque alcanzó a tambalear por recibir un gol tempranero del atacante verdolaga Ómar Duarte en el minuto 12, supo resistir la embestida en el estadio Atanasio Girardot y terminó festejando el pase a cuartos gracias a la victoria 2-0 que había logrado en la ida.

Sostenido en una actuación estelar de su portero y capitán Cristian Lucchetti, el equipo celeste y blanco ahora enfrentará en la siguiente fase al Gremio.

“Sabíamos que iba a ser un partido muy duro, muy difícil, y fue así, se pusieron en ventaja muy rápido”, afirmó el veterano guardameta argentino.

El campeón debió sufrir para seguir adelante

Con un gol en los descuentos y 100 por ciento de efectividad en los penales, el Gremio sigue adelante con la defensa de su título de campeón de la Libertadores.

El tricolor gaúcho logró vencer a Estudiantes de La Plata por 2-1 en el estadio Arena Gremio en Porto Alegre e igualar la llave, que se definió en penales, donde se impuso 5-3.

Alison al minuto 90+2 de cabeza le dio la victoria al Gremio, que se había adelantado en el marcador a los cinco minutos con un tanto de Everton. Estudiantes igualó por intermedio de Lucas Rodríguez a los ocho minutos.

En los penales los brasileños convirtieron sus cinco remates y en Estudiantes falló el suyo el defensa Gastón Campi, que disparó a las nubes, con lo que Gremio pasó a cuartos de final y sigue soñando con ganar su cuarta Libertadores, tras las obtenidas en 1983, 1995 y 2017.

A primera hora de la jornada, Independiente avanzó a la misma instancia tras una polémica eliminatoria que acabó en disturbios y bombas lanzadas por la hinchada del Santos, en protesta por la sanción que horas antes le había dado por perdido el partido de ida (3-0).

Ante la falta de seguridad, el juez chileno Julio Bascuñan abandonó el gramado del estadio Pacaembú de Sao Paulo en el minuto 81, con el marcador 0-0, cerrando antes de tiempo un encuentro que ya arrancó marcado por la polémica.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.