COMPARTE

Dr. Rafael Tobías Blanco Vilariño

Las Cianobacterias, son un amplio grupo de microorganismos, que han existido en todas las aguas del mundo desde hace mas  de 2500 millones de años y fueron conocidas como algas verde y azules; que son las que dan el color a los océanos y las  que por su mecanismo fotosintético al tomar el Hidrogeno del agua (H2O) para usarlo en su metabolismo, liberaban el oxígeno (O2) hacia la atmósfera, por que este les era tóxico a ellas, lo que  permitió el enriquecimiento de la primitiva atmósfera en oxígeno, facilitando así el  aparecimiento de la vida oxigeno-dependiente sobre la superficie del primitivo globo azul: plantas, animales y la especie humana. 

Hoy, sabemos de la existencia de cianobacterias peligrosas para la salud publica como la Anabaena circinalis, Microcystes aeruginosa, la Nodularia spunigera etc, productoras de una sustancia conocida como “Geosmina” que en griego significa “olor de la tierra” cuando esta se humedece  cuando llueve, y es la que le confiere al agua de consumo al salir del  grifo un aroma y sabor muy desagradable, y, en el mundo animal, es la que permite que los camellos y elefantes de los desiertos descubran donde están las fuentes de agua. 

Este grupo de cianobacterias también elaboran potentes toxinas hepatotóxicas y neurotóxicas; por lo que cuando dichas bacterias se concentran en las orillas de lagos o embalses por efecto de los vientos, condicionan la muerte de perros, ganado, aves y peces. En el humano, cuando estas cianobacterias toxigénicas logran contaminar los filtros de las plantas potabilizadoras, representan un alto riesgo en salud pública. 

Y cuando los parámetros bacteriológicos y bioquímicos no se cumplen, veremos en los filtros de nuestros hogares  la formación de una capa mucilaginosa; no es mas que una biomasa de algas, bacterias, hongos y sustancias orgánicas que será mas abundante mientras mas impura sea el agua; por lo que su ingesta no es nada salubre. Son los elementos que deben ser evaluados en el agua de consumo y ver si su concentración está acorde con los parámetros de la  OMS. 

* Médico Microbiólogo Clínico/UC 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.