COMPARTE

EFE

 El alcalde de Nueva
York, Bill de Blasio, dijo este sábado que el brote de legionelosis en la
ciudad ha dejado hasta la fecha diez víctimas mortales y 108 infectados,
mientras sigue la inspección de decenas de edificios en el sur de El Bronx.

“No hay nuevos casos reportados en los últimos cuatro
días, lo que indica claramente que está remitiendo, y en los últimos dos días
tampoco se han registrado nuevas víctimas mortales, lo cual también es
prometedor”, destacó De Blasio en conferencia de prensa.

El número de fallecidos sigue siendo diez y se han
contabilizado un total de 108 casos, de los que 91 tuvieron que ser
hospitalizados y 76 ya han sido tratados y dados de alta, según el último
balance de las autoridades.

El alcalde explicó que en una “tarea sin
precedentes” se van a inspeccionar todos los edificios de la ciudad que
puedan tener una torre de refrigeración, y anunció que de los primeros 36
revisados diez han dado positivo, cinco más que en el último parte.

“Todavía no tenemos respuestas definitivas hasta que
concluya la investigación pero ya sabemos dónde se originó y lo que no sabemos
es por qué”, aseguró el alcalde, quien confirmó que se trata de una de las
cinco primeras torres que ya fueron desinfectadas.

De Blasio añadió que uno de los nuevos edificios afectados
es un instituto en el sur de El Bronx que ya ha sido tratado y aunque no se han
reportado casos en el lugar, permanecerá cerrado durante una semana como medida
de precaución.

La ciudad no dispone de una lista de edificios con torres de
refrigeración pero el alcalde estimó que hay unos 160 en el sur de El Bronx, el
epicentro del brote, y llamó a los propietarios a notificar a las autoridades
para poder hacer las inspecciones.

El jueves se anunció que los dueños de los edificios con
torres de refrigeración tienen dos semanas de plazo para realizar las pruebas y
la limpieza de las unidades que resulten positivas y en caso de no hacerlo
podrían ser sancionados.

“Nunca nos habíamos enfrentado a algo así y estamos en
territorio desconocido, pero está claro que hemos entrado en una fase y que las
cosas van a cambiar muy pronto”, dijo De Blasio.

Finalmente, volvió a pedir calma a los neoyorquinos porque
la enfermedad “no es contagiosa ni se transmite por los sistemas de aire
acondicionado”, pero invitó a la gente a acudir al médico si presentan
algún síntoma.

La legionelosis es un tipo de neumonía causada por bacterias
que se adquiere, generalmente, por respirar vapor de agua contaminada por estos
microorganismos y que puede provenir de bañeras o duchas calientes o de grandes
unidades de refrigeración.

Por su parte, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo,
dijo hoy que un equipo de 150 personas coordinado por el Departamento estatal
de Salud está ayudando a las autoridades federales y locales en la inspección
de edificios.

“Estamos poniendo las botas sobre el terreno para
salvaguardar la salud pública y reforzar la confianza de la comunidad. Tenemos
un simple mensaje para los vecinos de El Bronx: estamos aquí para ayudar”,
dijo el gobernador.

El equipo, en el que participan expertos de los Centros de
Prevención y Control de Enfermedades (CDC), está colaborando con las
autoridades para realizar de forma gratuita pruebas en los edificios que puedan
verse afectados.

El primer brote de legionelosis del que se tiene constancia
apareció en 1976 en EE.UU., donde 221 veteranos de guerra reunidos en un hotel
de Filadelfia (Pensilvania) se infectaron con la bacteria y 34 de ellos
murieron.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.