(Foto referencial)

Nueve heridos, cinco de ellos policías, y dieciocho detenidos es el saldo de un enfrentamiento producido hoy entre la Policía Nacional y un grupo de invasores de terrenos propiedad de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) en el distrito de Arraiján, oeste de la capital, dijeron fuentes oficiales.

El viceministro panameño de Seguridad Pública, Jonattan Del Rosario, informó a los periodistas que entre las unidades policiales heridas con objetos contundentes en el desalojo de los precaristas hay una agente que está siendo intervenida quirúrgicamente.

Las heridas de los efectivos antidisturbios fueron producidas por objetos contundentes, en su mayoría piedras, por parte de los incitadores que estaban armados con machetes, bombas caseras e inclusive armas de fuego, afirmó el viceministro de Seguridad.

Aseguró que “no hay ninguna fatalidad que lamentar”, y que “todas las personas heridas han recibido atención médica de manera oportuna”.

Además, detalló que luego de iniciado el operativo de desalojo esta mañana hay demolidas 35 estructuras de madera y zinc que habían sido levantadas en un área de los terrenos invadidos, ubicada en el sector de Nuevo Jerusalén en Burunga, Arraiján, unos 12,8 kilómetros al Oeste de la capital.

Una parte del globo de terreno invadido es propiedad de la ACP, terrenos declarados no habitables y que corren el riesgo de deslizamientos, detalló Del Rosario.

Agregó que estas tierras comprometen la sostenibilidad ambiental del Canal de Panamá y están siendo objetos de desforestación.

Según el viceministro, “es un número muy pequeño de personas que realmente están asentadas allí con viviendas, el resto, manejamos información que son personas oportunistas que están intentando es titular para poder buscar después compensaciones y ventas que se apartan de lo que establece la Constitución y las Leyes del país”.

Agregó que los 18 aprehendidos han sido puestos a órdenes de las autoridades competentes, y destacó que en el desalojo “hemos actuado en estricto apego de los manuales y los procedimientos policiales”.

“Es lamentable que las personas acudan a la violencia justamente cuando estamos en presencia de autoridades y un Gobierno que recurre al diálogo en todas sus instancias, para garantizar en todos los casos una solución amistosa” y “un entendimiento formal”, expresó Del Rosario, quien negó el uso de armas de fuego por la Policía en los incidentes.

Reiteró que entre los incitadores sí había armas de fuego y que las detonaciones se hicieron, hay una persona que resultó herida, lo cual, remarcó, es parte de las personas que actúan al margen de la Ley.

El viceministro, quien habló a los periodistas en compañía del director de la Policía Nacional (PN), Alonso Vega Pino; y el jefe del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, dijo que mantendrán presencia en el área para garantizar que las personas que “en efecto requieran de una solución habitacional la reciban por parte del Gobierno Nacional de una manera oportuna y adecuada”.

Vega Pino, por su parte, señaló que la gente le dijo que escucharon disparos de armas de fuego, pero que no hubo ningún tipo de decomiso de armas de fuego. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.