De los 100 mil extranjeros en situación irregular en Chile, varios son venezolanos que no pueden legalizarse por el alto costo de los documentos que impone el gobierno de Maduro

El Gobierno de Chile enviará una nota a su par de Venezuela en la que manifestará su preocupación por los 50 dólares que cobra para legalizar el certificado de antecedentes penales que los ciudadanos de ese país requieren para regularizar su situación en la nación austral, se informó hoy.

La información fue proporcionada por el canciller, Roberto Ampuero, quien precisó que el documento será enviado este jueves a Caracas, donde se planteará “de forma precisa” por parte de Chile la preocupación por esta medida.

El jefe de la diplomacia chilena explicó a los periodistas que estas medidas adoptadas por el Gobierno de Venezuela tienen un impacto en nuestra política migratoria.  “Ustedes saben que, bajo el Gobierno del presidente Sebastián Piñera, se intenta desarrollar una política migratoria ordenada, transparente y responsable; estas nuevas medidas adoptadas por Venezuela impactan esa política migratoria de Chile”.

Anteriormente los ciudadanos venezolanos podían solicitar el documento desde Chile mediante internet e imprimirlo, pero ahora se sumó el requisito de validar ese certificado en la sede diplomática.

El Gobierno calculó a mediados de junio en 1,1 millones el número de extranjeros residentes, de los que unos 100 mil  aún permanecen en el país en situación irregular, varios de ellos de nacionalidad venezolana.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.