Antonio Ecarri.

Antonio Ecarri lo explica. La defensa del referéndum sobre El Esequibo tiene una razón que para él es determinante: Guyana cruzó los límites hace tiempo, pero ahora quiere entregar concesiones sobre un área que, en definitiva, pertenece a Venezuela, como es la fachada atlántica de Venezuela en el Delta Amacuro.

Ecarri recordó que él fue uno de los denunciantes de la política tibia del gobierno frente a los abusos de Guyana. Ese país viene otorgando concesiones petroleras, no solo violando el acuerdo de Ginebra, firmado en 1966, también la zona en reclamación del Esequibo, pero ahora se meten con el Delta Amacuro y esa es una de las cosas más graves que han hecho.

El dirigente político sabe que esto obedece a un criterio histórico de Guyana, a cuyas autoridades calificó de especie de corsarios que van asaltando territorios y es lo vienen haciendo desde que Gran Bretaña compró el lado oriental del Esequibo a los holandeses en 1814. «A partir de 1819 habían colonos británicos pasando el río en busca de oro y Simón Bolívar fue el primero en reclamar esa presencia».

Gran Bretaña respetó los espacios, hasta que descubrieron oro, a mitad del siglo 19, cuando llegaron a pensar en invadir Venezuela, la cual se evitó por intermediación de los Estados Unidos, pero en cambio firmaron el laudo arbitral el 3 de octubre de 1899, justo en el momento en que Venezuela estaba en la transición ente la muerte de Joaquín Crespo, la huida del país de Ignacio Andrade y el triunfo de Cipriano Castro en la batalla de Tocuyito, en la que resultó herido.

Con ese laudo arbitral se intentan apoderar del Delta Amacuro y el Roraima. Hoy lo intentan de nuevo, frente a una Venezuela débil, dividida, fracturada y sancionada, quieren aprovechar para quitarnos unos territorios que son más importantes y más ricos que el propio territorio Esequibo, que es la fachada atlántica venezolana, donde está la plataforma deltana, que tiene 32 millardos de barriles de petróleo liviano, es la reserva de petróleo más grande e importante de América del Sur.

Desde Pérez Jiménez se sabía que esas reservas estaban allí, pero también se conocía la importancia de la ubicación estratégica en el control de América del Sur. Chávez obviamente lo sabía, pero Ecarri asegura que el mandatario fallecido no cedió espacios en ese sentido.

¿Chávez no se manifestó a favor de la entrega de concesiones, siempre y cuando beneficiaran a ambas partes?

-El acuerdo de Ginebra de 1966 permitía tomar decisiones conjuntas a ambos países, pero eso nunca se hizo.

Hugo Chávez intentó buscar el apoyo de Guyana para sus votos en la OEA, pero al final no les firmó nada ni nunca hizo ninguna concesión, aseguró el declarante. «Ni Chávez, ni Caldera con el protocolo de Puerto España, entregaron el Esequibo».

Admite, sin embargo, que Chávez dijo en su oportunidad que no se opondría a proyectos que se presentaran para el desarrollo de la zona y que beneficiaran a los habitantes, pero los proyectos nunca se presentaron, según dijo.

«El malandreo de Guyana comienza en 2015, cuando empiezan a desarrollar los bloques petroleros». Ecarri aclara que 2023 ha sido el año con más abusos porque en agosto el presidente Guyana otorgó más concesiones petroleras en los bloques pertenecientes a Venezuela. «No solo en territorio Esequibo, sino en nuestra fachada atlántica, tapándonos nuestra salida al mar, en el territorio Delta Amacuro, que es lo que hace estallar esta crisis».

Adicionó que Guyana está violando hasta el acuerdo de delimitación de aguas marinas y submarinas que tenemos con Trinidad y Tobago.

¿Eso es fácilmente demostrable?

-Totalmente.

¿Entonces por qué perder una instancia, como la Corte Internacional de Justicia, en la que podamos demostrar que tenemos la razón?

-La Corte Internacional de Justicia nunca ha sido aceptada por Venezuela. No la aceptó Isaías Medina Angarita en 1945 y tampoco el presidente de EEUU Franklin Delano Roosevelt. El alegato es que los problemas limítrofes se resuelven bilateralmente, sin la mediación de tribunales internacionales.

Recuerda que fue Rex Tillerson, ex presidente de Exxon Mobil y ex secretario de Estado durante la presidencia de Donald Trump, quien hizo el lobby para sacar el caso del Acuerdo de Ginebra y llevarlo a la Corte Internacional de Justicia. Es, según Ecarri, un personaje nefasto que defendió intereses internacionales, muy presentes en la CIJ.

Guyana se quiere valer de un fallo internacional, que se lo dará la CIJ, que rescate la validez del laudo arbitral de 1899 y ahí si que perderíamos hasta el Delta. Si la corte falla de esa manera, con no acatarlo tendremos, porque no la reconocemos.

¿Cuál es la vía entonces?

-La vía es retomar el Acuerdo de Ginebra, firmado por Guyana, Reino Unido y Venezuela, países que deben nombrar unos oficiantes para resolver el problema.

¿Desde el punto de vista bélico estamos en capacidad para resolver el problema?

A nadie le conviene en el mundo un enfrentamiento bélico en el Caribe. Aquí se puede evitar porque sería un foco de conflicto que no conviene ni a Europa ni a Estados Unidos, el barril de petróleo superaría los 200 dólares.

¿Por qué hay que crear un nuevo estado?

-La creación del estado Esequibo es un proyecto de ley que introdujo la fracción 16 de Julio, un grupo coordinado por María Corina Machado, en 2015, con la finalidad de dar mayor embalaje jurídico, para avanzar como lo ha hecho Guyana. No se aprobó y ahora, mientras aquellos malandrean, nosotros tenemos que guardar la fidelidad a la ley. «Ya ellos violaron el Acuerdo de Ginebra, vamos nosotros a crear una ley del estado Esequibo y comencemos a cedular a la gente».

Tú tienes que mostrar fuerza para defender una negociación y eso es lo que le ha faltado al gobierno de Maduro, fuerza para defender el Esequibo.

Por eso defiende el referendo, porque asegura que es vinculante para todos los gobiernos nacionales y a los efectos internacionales tiene efectos importantísimos, porque las consultorías de riesgo de las grandes transnacionales y las consultoras de riesgo, el mandato de no negociación y reconocimiento generará problemas. «Es un problema jurídico muy serio y ese es el miedo del actual presidente de Guyana».

Con las nuevas concesiones, Irfaan Alí pretendía llegar a 55 mil millones en inversión de las transnacionales y esos millones están parados por el litigio que está planteando Venezuela, que no se había defendido como era.

¿Para las concesiones de 2018, qué titularidad mostró el presidente de Guyana?

-El trámite que estaba haciendo ante la CIJ y lo ayudó el silencio de Venezuela. Hay unas contrademandas que están pendientes por parte de nuestro país que no se han ejecutado.

Ecarri cree que defender el derecho de los venezolanos a que los consulten es importante. «Tengo años pidiendo que me pregunten y ahora que lo hacen ¿voy a decir que no? Este referéndum no es de Maduro ni del PSUV, es constitucional. Es como un partido de la vinotinto en el que todos apostamos por ella. Si algo nos debe unir es la integridad del territorio nacional».

¿Quieres recibir nuestros titulares diarios, matutinos y vespertinos?
Únete a nuestro canal de Telegram
https://t.me/titularesec

O a nuestro grupo de whatsapp
https://chat.whatsapp.com/E55qyLa9mGw2hNNrN32r1b
Con gusto te los enviaremos




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.