Falleció
/ Foto: Archivo

Crónica Uno

Entre enero y abril hubo al menos 25 muertes durante intervenciones policiales, en el Área Metropolitana de Caracas, según el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV).

Comparado con el mismo período, pero de 2022, el número de víctimas en presuntas ejecuciones extrajudiciales aumentó levemente este año. En 2022 el OVV documentó 23 víctimas, dos casos menos que en 2023. Igualmente, las operaciones policiales se elevaron de 10 a 12.

100 % de las víctimas, según el OVV fueron hombres y 8 de cada 10 de las intervenciones ocurrieron en las calles.

Por otro lado, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) fue el cuerpo de seguridad que se vio reflejado en más casos, con un total de 50 % de intervenciones. Aunque participación la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la policía estadal y se realizaron operativos en conjunto.

Reagrupación de bandas y desatención del Estado

Iris Amelia Rosas, coordinadora del OVV, explicó que el aumento de los operativos en tan corto tiempo está relacionado con la reagrupación de bandas delictivas, y también porque los criminales que siguen sueltos.

Destacó el Estado no ataca las verdaderas causas que originan la delincuencia.

“La desatención a ciertas zonas es muy grande y tampoco se brinda a los jóvenes oportunidades que sean distintas a las que ellos empiezan a escoger, porque es todo un sistema de promoción y formación de delincuentes”, resaltó Rosas.

Cicpc-morgue/José Félix Ribas Foto: Wincarlys Ramos

La experta también dijo que es importante invertir en ofertas para los jóvenes en pro de su desarrollo, para su educación y en la mejora de las condiciones de vida y los servicios públicos.

Violencia genera más violencia

A juicio de Pedro Rengifo, periodista y miembro del OVV, “la violencia crea más violencia”. Añadió que la violencia es un tema multifactorial, por lo que una “acción aislada”, como las intervenciones policiales, no resuelven la problemática real.

“La manera en que operan los cuerpos de seguridad del Estado, causa que, por ejemplo, la gente de José Félix Ribas ya no quiera a la policía, porque saben que cada vez que suben lo que van a generar es terror”.

Manifestó que tales acciones de los funcionarios repercuten en la impunidad “porque al final si la gente se hace una imagen negativa de las autoridades, al ser víctima de un delito, prefieren no denunciar porque van con desconfianza hacia las autoridades”.

Los expertos resaltaron que es necesario que los operativos policiales sean revisados, porque “es frecuente que mueran personas inocentes” que no tengan ninguna relación con bandas criminales y que se cumpla el debido proceso, para que los funcionarios no entren a las casas sin una orden judicial.

El pasado 4 de mayo, Yerwin Morales, de 22 años, fue asesinado durante un operativo policial en la zona 6 de José Félix Ribas, en Petare. Días depués, Yeimy Lara, madre del joven, manifestó en una protesta en esa misma barriada, que su hijo que su hijo “no tenía alías”.

“Mi hijo no tenía alias, no le decían el Derwin, él se llamaba Yerwin, ese era su nombre. Lo mataron los funcionarios de Polisucre. Mi hijo solamente fue a llevarle la comida a su abuela y ellos lo encontraron en el camino y lo mataron porque quisieron, pido justicia para mi hijo”.

Morales hacía trabajos de albañilería, le gustaba pintar y hacer pancartas por encargo para fiestas de cumpleaños.

Delitos en Caracas

De acuerdo con el OVV, se registraron al menos 111 eventos de delitos que dejaron cerca de 244 víctimas, en el Área Metropolitana de Caracas, entre enero y abril,

Los delitos más predominantes fueron homicidios intencionales (39 %); robos (24 %) y las agresiones, la cuales incluyen lesiones graves o leves (14 %). Más de 50 % de las víctimas tienen una edad comprendida entre los 15 a 29 años de edad.

El primer informe cuatrimestral del OVV reflejó que uno de los factores causantes de las situaciones de violencia en Caracas fue el control territorial de bandas criminales en barrios de Caracas, frente “a la indiferencia del Estado”. Entre las bandas están la de Wilexis y Los Chicorrios, que operan en Petare, municipio Sucre.

Asimismo, influyeron la conflictividad social, que generó hechos de violencia en el entorno familiar, de pareja o incluso entre conocidos; el leve incremento de operativo policiales contras las bandas armadas; la reactivación económica, la vuelta a la “normalidad” por el fin del confinamiento por COVID-19 y la circulación de dólares en efectivo.

Periodismo en Alianza




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.