La "canarinha" igualó sin goles y se convirtió en la decepción del torneo continental/ Foto: AFP
COMPARTE

Brasil no pudo clasificar al Mundial Sub-20 de Corea del Sur al empatar 0-0 con Colombia el sábado en la quinta y última fecha del hexagonal final del Sudamericano-2017, un resultado que le dio los boletos a Argentina y Ecuador.

La ‘canarinha’, cinco veces campeona del mundo Sub-20, intentó durante los 90 minutos doblegar a Colombia, que llegó al partido sin nada que jugarse al estar ya eliminada del Mundial, pero mostró el mismo juego gris y desangelado que desplegó durante toda la competición.

El resultado permitió que Argentina y Ecuador lograran el pase al Mundial junto a Uruguay y Venezuela, ya clasificados.

En el último partido de la jornada, entre Ecuador y Uruguay, se decide el campeón del torneo, disputado en canchas ecuatorianas.

El primer tiempo empezó con un Brasil dispuesto a sentenciar pronto para asegurarse la clasificación frente a Colombia, que conciente de que ya estaba eliminada arrancó con varios suplentes y desplegó un planteamiento defensivo.

La ‘canarinha’, que solo necesitaba un gol para el boleto al Mundial, le imprimió mucho ritmo al balón y se convirtió rápidamente en el dueño del juego.

Pero, a medida que corría el reloj, su juego se fue volviendo inseguro, sin transicipnes rápidas, ni pases entre líneas para doblegar a la defensa colombiana, que aguantó todos los embates rivales.

El delantero Richarlison tuvo dos oportunidades de abrir el marcador para los brasileños. Sobre todo, la del minuto 27, al cabecear por partida doble un preciso centro de Dodó desde la banda derecha, muy bien atajado por el portero Luis García.

Los colombianos se encerrararon en su campo, en espera de que los brasileños, en su afán por inaugurar el marcador, dejaran espacios para el contraataque y la sorpresa.

En el segundo tiempo, los colombianos salieron con un espíritu renovado y empezaron a marcar el ritmo, mientras los brasileños, que con derrota o empate quedaban eliminados, se iban poniendo nerviosos.

Y desplegaron un juego con poca claridad, sin la contundencia que se podía esperar en tales circunstancias, mientras el técnico Rogério Micale iba siendo presa de la desesperación.

En el 65, el delantero Felipe Vizeu a punto de recoger un pase en profundidad que lo habría dejado solo frente al arco colombiano, pero no alcanzó a llegar.

Tras tres cambios tácticos de Micale que le potenciaron el carácter ofensivo, con cuatro delanteros y otros dos volantes ofensivos, Brasil empezó a asediar el arco colombiano cuando faltaba media hora para el final.

Pero no encontró la fórmula y no tuvo ninguna clara oportunidad de gol.

Y los colombianos, que ni ganaban ni perdían nada, se limitaban a defender. Y así fue hasta el final.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.