Estados Unidos desplegará a fines de septiembre un buque hospital que recorrerá Latinoamérica a lo largo de dos meses, haciendo paradas humanitarias en Colombia en particular para atender allí la crisis de refugiados venezolanos, informó el miércoles el Comando Sur estadounidense.

El gobierno colombiano solicitó el apoyo de la nave hospital USNS Comfort para aliviar la presión que significa para el sistema nacional de salud el flujo continuo de venezolanos que cruzan la frontera huyendo de la crisis humanitaria en su país, detalló en un comunicado el comando militar que atiende asuntos del Caribe y de Centro y Sur América.

Miles de venezolanos viven en condiciones muchas veces insalubres en las fronteras de Colombia y de Brasil, donde se propagan el sarampión y la difteria como resultado de la falta de medicamentos en Venezuela.

“Esta misión es un símbolo de lo que se puede lograr cuando los socios trabajan juntos para ayudar a la gente necesitada”, dijo el almirante Kurt Tidd, comandante del Comando Sur estadounidense.

El gobierno venezolano ha rechazado repetidamente, considerándola una forma de injerencia extranjera, la posibilidad de establecer un canal humanitario para atender la escasez de alimentos y medicinas.

“Específicamente, no enviaremos un barco a aguas venezolanas”, dijo a periodistas el secretario de Defensa, Jim Mattis, tras volver de una gira sudamericana la semana pasada.

“Es una misión absolutamente humanitaria. No estamos enviando soldados; estamos enviando doctores. Y es un esfuerzo para lidiar con el costo humano (del presidente Nicolás) Maduro y su régimen cada vez más aislado”, detalló.

Esta es la sexta vez que Estados Unidos despliega un barco hospitalario en la región desde 2007.

Mattis expresó además su preocupación por el “impacto desestabilizador” y el “enorme costo” que supone la masiva llegada de refugiados venezolanos a los países vecinos, un tema que dijo haber discutido con el presidente colombiano, Iván Duque, el viernes, en su última escala tras visitar Brasil, Argentina y Chile.

“Sabemos que el sistema de atención médica de Colombia no puede agregar un millón de personas en una parte del país sin afectar al resto. Es imposible. Así que vamos a ir”, dijo.

Más de 2,3 millones de venezolanos han huido de su país, principalmente a Colombia, Ecuador, Perú y Brasil.

El USNS Comfort integra la flota de la Marina estadounidense como un buque no combatiente y, como tal, no porta armas ofensivas. De 272 metros de eslora, estuvo el año pasado en Puerto Rico atendiendo a las víctimas del huracán María.

ad-lm/yow




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.