La doctora Luddy López, ginecóloga perteneciente al equipo médico de Funcamama. (Cortesía)

Cada 8 de mayo se conmemora el Día Mundial del Cáncer de Ovario con el objetivo de fomentar una cultura preventiva frente a una patología de difícil diagnóstico.

El cáncer de ovario, es uno de los males más comunes entre mujeres, el cual continúa siendo difícilmente detectable en una etapa temprana. Por eso es muy importante hacerse una evaluación ginecológica completa anualmente.

Esta es la principal recomendación de la doctora Luddy López, ginecóloga perteneciente al equipo médico de Funcamama, a propósito de conmemorarse este 8 de mayo el Día Mundial del Cáncer de Ovario, efeméride establecida por organizaciones de pacientes con el propósito de concientizar sobre esta patología, cuya tasa de supervivencia es la más baja por su difícil diagnóstico.

“Es oportuno insistir en la importancia de fomentar una cultura preventiva frente al cáncer de ovario, uno de los que produce mayor mortalidad femenina, representando la cuarta causa de muerte oncológica en la mujeres venezolanas mayores de 40 años”, indicó la doctora López.

En este sentido, la especialista destaca que la prevención implica conseguir una mejor detección, lo cual no es nada fácil, porque una de las razones son los síntomas confusos, que lo convierten en un enemigo silencioso.

Los indicios más comunes son:

  • Hinchazón abdominal
  • Sensación de saciedad al comer
  • Pérdida o aumento de peso significativo
  • Malestar en el área pélvica
  • Cambios en los hábitos intestinales (como comenzar a sufrir estreñimiento o padecer diarreas)
  • Necesidad frecuente de orinar

“El problema, detalla la especialista, es que estos síntomas son comunes con los de otras dolencias menos graves, como el síndrome de colon irritable, el dolor premenstrual o el menopáusico o la gastritis. La consecuencia es que las mujeres no le dan importancia, los médicos de atención primaria no asocian a la primera estos síntomas con el cáncer y la afección sigue desarrollándose hasta una fase avanzada”.

Curiosamente, al contrario de lo que ocurre con otros cánceres como el del cuello uterino, para el que existen pruebas de detección e incluso vacunas, o el de mamas para el que hay eco mamario y mamografía, en el caso del cáncer de ovario la ciencia médica no ha avanzado tanto.

“Por ahora, la recomendación general para prevenir esta patología es que las mujeres se mantengan atentas en caso de presentar de forma persistente alguno de los síntomas antes nombrados y, sobre todo, hacerse una vez al año su chequeo ginecológico completo, realizándose todos los exámenes posibles”.

También aconseja la esopecialista Luddy López, estar atentas a factores de riesgo como un historial familiar donde se haya presentado casos de cáncer de ovario o de mama.

Fuente: Funcamama




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.