(Foto cortesía)
Venezuela dijo este miércoles que es “insólito” que Estados Unidos le acuse de mantener un “ambiente permisivo” con el terrorismo, al tiempo que aseguró que cumple con sus compromisos internacionales para combatir este flagelo.

“Parece insólito que Estados Unidos pretenda acusar a Venezuela de no tomar medidas suficientes contra el flagelo del terrorismo”, apuntó la Cancillería venezolana en un comunicado, mientras recordaba la presunta implicación de ese país en dos incursiones marítimas que pretendieron derrocar el Gobierno de Nicolás Maduro en mayo pasado.

“Venezuela cumple con sus compromisos internacionales en materia de combate contra el terrorismo, y tiene al mundo por testigo”, añadió el ministerio de Exteriores en el documento.

“AMBIENTE PERMISIVO CON EL TERRORISMO”

Esta misma jornada, el Departamento de Estado de Estados Unidos acusó a Venezuela, en su informe anual sobre terrorismo en el mundo, de mantener un “ambiente permisivo” con diferentes grupos terroristas, un señalamiento que también hizo extensivo a Cuba.

En concreto, Estados Unidos expresó preocupación por la supuesta “creciente presencia” en Venezuela de la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN), así como por la presunta colaboración del país sudamericano con disidentes de la antigua guerrilla FARC, que firmó un acuerdo de paz en 2016 con el Gobierno colombiano.

Además, Washington señaló al presidente venezolano, Nicolás Maduro, de “usar esas actividades criminales para mantenerse ilegítimamente en el poder”, mientras que elogió los intentos de señalar ese problema por parte del líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por medio centenar de Gobiernos, incluido el de Estados Unidos.

INFORME LLENO DE “CALUMNIAS”

El informe también alertó sobre la presencia en Venezuela de “simpatizantes” del grupo chií libanés Hizbulá.

Pero Venezuela dijo que este documento está lleno de “calumnias” que pretenden “descalificar” su compromiso en el combate contra el terrorismo.

En ese sentido, Venezuela exigió a Estados Unidos que “ponga fin a su arrogante práctica de pretender evaluar y calificar las políticas públicas de otros países”.

Venezuela y Estados Unidos, una vez fuertes aliados en el concierto regional, mantienen una tensa relación casi desde la llegada del chavismo al poder, en 1999.

Pero las relaciones se congelaron a inicios de 2019, cuando Estados Unidos no reconoció la legitimidad de Nicolás Maduro como presidente y trasladó la responsabilidad al líder opositor Juan Guaidó.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.