(Cortesía)

La Justicia de Venezuela condenó a cinco años de cárcel a dos exgerentes de la estatal petrolera PDVSA a los que halló culpables de filtrar “información sensible” que ayudó a Estados Unidos a imponer sanciones contra la empresa, informó este viernes la Fiscalía del país caribeño.

A través de un comunicado del despacho del fiscal general, Tarek Saab, se anunció que los exdirectivos de PDVSA Aryenis Torrealba y Alfredo Chirinos fueron sentenciados “a cumplir una pena de cinco años de prisión” por el delito de “divulgación, reserva o suministro de información”.

“Dichos funcionarios fugaron información sensible y confidencial de la industria petrolera, lo cual trajo como consecuencia la imposición de sanciones por parte del Gobierno de Estados Unidos”, prosiguió la Fiscalía en el documento.

Torrealba y Chirinos fueron detenidos el 28 de febrero de 2020 en el marco de un plan gubernamental para reflotar las operaciones de PDVSA, que, de acuerdo con cifras de la OPEP, bombeaba en agosto pasado apenas 339.000 barriles de crudo diario.

Entonces, la Comisión Alí Rodríguez Araque, que adelanta la reestructuración de la industria petrolera venezolana, informó en un comunicado que los exdirectivos fueron detenidos por presuntamente espiar para Estados Unidos y entregar a ese país “información estratégica, sensible y de carácter confidencial” de la empresa.

La Fiscalía venezolana dijo este viernes que las acusaciones se comprobaron en un juicio que tuvo siete audiencias orales y públicas, en las que se presentaron veintiún pruebas de testigos y expertos.

Además, se descargaron 35 pruebas documentales así como una “experticia informática” a un sitio web especializado en petróleo donde se divulgaba información que solo conocían Torrealba y Chirinos en su condición de “gerentes de operaciones de crudos y de operaciones especiales”, respectivamente.

En su mensaje anual a la nación del pasado 12 de enero,  Nicolás Maduro, reconoció que la producción de PDVSA cayó un 69 % entre 2015 y 2019, un fenómeno que llevó al país caribeño a perder ingresos por el orden de los 102.500 millones de dólares.

Entonces, el mandatario presentó una gráfica en la que se aseguraba que para marzo de 2015 Venezuela producía 2.817.000 barriles de petróleo por día, lo que significa que en 2019, al caer u 69 %, estaría produciendo 873.270 barriles, una cifra que dista mucho de la reportada por la OPEP, que informa de una pérdida muy superior.

Actualmente, se desconoce el número de barriles diarios que produce PDVSA de manera oficial, ya que el Gobierno no brinda datos de manera regular.

En todo caso, las cifras quedan muy lejos de los 6 millones de barriles al día que, según vaticinios del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013), se producirían en el país en 2019.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.